Rudolf Hess lugarteniente de Hitler

Costo para la República mexicana $280 envío incluido
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 21 dólares
Europa 25 euros
Sudamérica 25 dólares
Envíos incluidos
Envíos a todo el mundo. 
pags 200
pasta blanda




¿Sirve de algo poner flores? ¿Sirve de algo, algo, diría yo? Han pasado los años, Hess, pese a los buenos deseos de Cirlot no se ha convertiod en un mártir. Se ha convertido en un desconocido. Ahora la tumba acoge a la esposa y también al hijo. Por fin se han reunido. Rudolf Hess ha sido olvidado, pero ha de ser considerado un ejemplo no sólo para la ideología que siempre defendió, sino para cualquier persona honesta. Los hechos son demasiado cercanos como para poder ser juzgado con objetividad. Cuando por fin se publiquen los documentos secretos sobre el caso Hess, quizás entonces será el momento de poder juzgar al hombre, al héroe, por encima de las actitudes políticas. Hess, uno de los hombres más relevantes del III Reich decidió abandonar su país, dejar a su esposa e hijo e intentar la paz con Inglaterra. Es un caso único en la historia, profundamente humano y excepcionalmente emotivo. Hess no voló a Inglaterra en 1944 con la guerra casi perdida. Marchó en el momento de máximo esplendor, cuando él mismo estaba convencido de la victoria de Alemania. Su actitud fue pues, totalmente desinteresada y absolutamente espiritual. El vuelo de Hess es uno de los acontecimientos más heroicos e idealistas de la historia mundial. Y ese hombre que lo dejó todo por la paz, fue siempre fiel a sus ideas y nunca quiso renunciar a ellas. Toda una vida encerrado no bastaron para doblegarle. De la misma manera que Tomás Moro, fue un ejemplo de firmeza en sus convicciones —que han de admirar tanto amigos como enemigos—, y es de esperar que tarde o temprano, se convertirá en símbolo de la Fidelidad que, junto con la compasión, es la virtud más excelsa y de la que más necesitados estamos.
Muchas personas lucharon por la libertad de Hess. Algunos creando obras de arte o componiendo o interpretando bellas canciones, otros recogiendo firmas, los de más allá haciendo diseños o publicando libros o encadenándose... Todo este trabajo habrá valido la pena si con el paso de los años Hess es reconocido como un ejemplo de hombre de honor para el cual la paz en Europa fue más importante que su propia vida y su propia libertad



No hay comentarios:

Publicar un comentario