La cruzada contra el Grial (La lucha entre cataros, templarios y la Iglesia de Roma) - Otto Rahn

Costo para la República mexicana $210 + envío $60 por correos de México o DHL express $100
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 12USD envío 9USD 
Europa 10 envío 11 
Sudamérica 12USD envío 13USD
Envíos a todo el mundo.
Peso 400 gr.
Pags 278
Pasta blanda
Ventas al whatsapp (+52) 3322714279 solo da clic aqui para mandar el msj https://api.whatsapp.com/send?phone=5213322714279

Otto Rahn, convencido de su ascendencia cátara, finalizada la carrera de Filología, a partir de 1924 se dedicó a viajar y explorar las cuevas y castillos del sur de Francia. Emprendió ese viaje buscando evidencia que demostrara que los cátaros habían sido los últimos custodios del Graal... o quizás más: ¡tal vez lo que buscaba era el mismo Graal!
En 1935 se había fundado la Ahnenerbe ("Sociedad de Estudios para la Historia Antigua del Espíritu", posteriormente referida como "Herencia de los Ancestros"), como departamento dentro de las SS dedicado a rastrear la herencia germánica. La Ahnenerbe financiaba expediciones y excavaciones en todo el mundo, desde el Tíbet hasta la Antártida.
Desde esta estructura Himmler financiaría las investigaciones de Rahn en el Languedoc con todos los medios necesarios para descubrir el tesoro cátaro que habría sido salvado por caballeros sobrevivientes de la sanguinaria inquisición católica.
Difícil fue su búsqueda pues los documentos cátaros fueron totalmente quemados para ocultar verdades que habían sido cuidadosamente distorsionadas por la historia oficial. Para Rahn, Dios no es Jehovah sino El Verbo, El Cristo-portador de la Luz, Lúcifer-el Lucero de Venus, remontándose con la religión cátara al cristianismo de los orígenes.

PRÓLOGO

Wolfram von Eschenbach nos informa que Kyot, "el famoso Maestro", trajo a suelo germano la verdadera leyenda del Graal desde la Provenza; y que Chrétien de Troyes (el autor del Parsifal galo, o el Conde del Graal) la modificó. Si bien es cierto que no existe poema épico alguno acerca del Graal escrito por "Kyot", sabemos que a finales del siglo XII un poeta francés de la Provenza de nombre Guyot recorría las cortes más renombradas del norte y sur de Francia; y que entre sus poemas se encontraba una "Biblia" en la que caricaturizaba a sus contemporáneos. Resulta posible atribuir a este Guyot una versión del Parsifal que jamás llegó a nuestras manos.
La primera parte del Parsifal de Wolfram posee una fuerte influencia del "Perceval le Gaullois" de Chrétien, y es una obvia imitación de la misma. Pero a partir del libro noveno, Wolfram se embarca en una formulación totalmente novedosa de la historia del Santo Grial. Si esto fue inspirado por Guyot, su contribución habrá afectado solamente a la última parte, la más importante, la que se refiere al Graal.
¿Por qué jamás llegó a nosotros la versión original de Guyot?(2) Hay muchas teorías al respecto; pero, a mi entender, el verdadero motivo nunca ha sido expuesto. Nunca hemos reconocido cabalmente que las cruzadas de 1209 a 1229 contra la Provenza y el Languedoc, y sobre todo la Inquisición en el sur de Francia, destruyeron gran parte de la literatura provenzal. La censura aplicada por los miembros de la "Cruzada contra los Albigenses" y la Inquisición fue sumamente eficiente. Todo libro sospechado de herejía era sometido a "la prueba del fuego" y arrojado a la hoguera. Solamente aquellos libros que eran considerados no heréticos quedaban intactos y eran puestos a resguardo. Con el uso de tales métodos, es fácil comprender que haya quedado poco de lo más valioso.
Walter Map, clérigo de la corte de Enrique II de Inglaterra, probablemente autor del Grand Saint Graal (escrito circa 1189), relata que, si bien no había "herejes" en Bretaña, por contraste los había y muchos en Anjou, y que también eran numerosos en Borgoña y Aquitania (por consiguiente en la Provenza y el Languedoc) (3). Caesarius von Heisterbach explica que la "herejía albigense" se extendió tan intensamente que había conversos en casi un millar de pueblos y ciudades; y que, de no haber sido exterminada a sangre y fuego, habría tomado toda Europa. (4) Un historiador de la orden de los Hermanos Menores la menciona como uno de los cinco principales enemigos de Roma, junto con los judíos, los paganos, los musulmanes y los emperadores germanos.
En lo que respecta a su doctrina, los "albigenses" (que sólo su nombre tenían en común con la ciudad de Albi, al sur de Francia) pertenecían a dos sectas herejes diferentes. Los más conocidos eran los Valdenses (fundados por un mercader de Lyon llamado Peter Waldo), los que en un período increíblemente corto se extendieron por todo el oeste de Europa. Los segundos eran los Cátaros (del griego kataros = puro, de donde deriva también la palabra germana ketzer = hereje). A éstos bien podía llamárseles los Mahatma Gandhis de Occidente en la Edad Media. Inclinados en sus telares, cavilaban acerca de si "el espíritu del mundo teje el traje viviente de la divinidad en el chirriante telar del tiempo". Esto explica por qué también se les llamaba "los tejedores".
Puesto que este libro no se propone dar cuenta de la historia de todas estas sectas, sólo me referiré a los valdenses en tanto aparezcan en la trama de mis investigaciones. Mi tarea se centra en el estudio de los cátaros y sus misterios.
Es muy poco lo que sabemos de los Cátaros al día de hoy, porque la mayor parte de su obra literaria fue destruida. No perderemos tiempo en intentar evaluar las confesiones realizadas por algunos cátaros en las cámaras de tortura de la Inquisición. Aparte de unas pocas obras técnicas de carácter histórico o teológico (muy pocas de las cuales se aproximan a la realidad), casi nada ha sido escrito acerca de ellos. Por razones que se hicieron evidentes durante mi trabajo, tanto más fueron silenciados su pureza y el coraje jamás antes escuchado de sus declaraciones de fe.
Maurice Magre, el amistoso profeta de la sabiduría hindú a quien deseo expresar mi sincero agradecimiento por sus recomendaciones acerca de su región natal en el sur de Francia, dedicó un capítulo de su libro "Magiciens et Illuminés" (Magos e Iluminados) al misterio de los albigenses: "Le maitre inconnue des Albigeois" (el Maestro desconocido de los albigenses) (5). Su hipótesis de que los cátaros eran budistas occidentales cuenta con muchos adherentes, y es sostenida por historiadores tan respetables como Jean Guiraud en su "Cartullaire de Notre Dame de Prouille" (1907). Más adelante nos referiremos a este tema en mayor detalle. Sin embargo, por fascinante que parezca, la teoría de Magre de que un sabio tibetano trajo la doctrina hindú de la metempsicosis y el Nirvana a las regiones del sur de Francia, no soportaría el más benevolente análisis.
Cuando decidí pasar un período prolongado de tiempo en una de las partes más hermosas (a la vez que salvajes e inhóspitas) de los Pirineos, no fue -como decían algunos periódicos franceses— para probar las teorías de mi amigo Maurice Magre.(6) En realidad era mi deseo poner en su lugar un tema que había cautivado mi imaginación.
En la Biblioteca Nacional de Francia, revisando y evaluando los resultados de mis investigaciones en los Pirineos, llegó a mis manos un opúsculo titulado "Le secret des troubadours" (el secreto de los trovadores) por Josephin Peladan. El autor sospechaba que los trovadores cátaros y templarios, la leyenda de Montsalvat, y las ruinas del castillo de Mont Segur (último bastión cátaro en caer durante la cruzada contra los albigenses), se hallaban secretamente relacionados.
Tuve la suerte de haber descubierto en las cavernas pirenaicas los últimos rastros de ciertos períodos, desconocidos hasta entonces, distintivos de la trágica historia de los herejes.
Corroborando con las leyendas locales, llegué a la conclusión de que, sin lugar a dudas, existía más que una relación etimológica entre Montsalvat (mons salvatus) y Mont Segur (mons securus).
El catarismo era una herejía; y sólo la teología podía proveernos las claves para descifrar su mística y sus secretos. Sólo un historiador de las civilizaciones puede describir dignamente el surgimiento y la decadencia de la cultura occitana. Sólo un experto en temas literarios puede abarcar las epopeyas del Rey Arturo, el Parsifal, Galahad y Titurel. Las cuevas -que constituían mi principal documentación, tan difícil y peligrosa— requerían de un espeleólogo y un experto en prehistoria. Y solamente un artista podría aportar el "ábrete sésamo" que nos franqueara el acceso al círculo místico y mítico del Graal.
Pido disculpas al lector por mi carencia de algunas de tales cualidades.
Mi deseo no era otro que conducir a los hombres de mi época a un mundo hasta ahora desconocido, el que pude desvelar con una soga, mi linterna de minero y mucho esfuerzo; y a la vez, narrar para mis contemporáneos la historia del martirio de los herejes templarios.
Deseo concluir mi Prólogo con las palabras de Franz Kampers, las que, junto con mi linterna, me ayudaron a veces a echar luz en los oscuros laberintos de las cavernas del Graal.
"La palabra "Gral" era oscura desde un principio. La falta de claridad del término mismo y su origen indican precisamente cuán sagrado fuera aquel momento de la historia en que existía una Majestad, conocida y comprendida, llamada Gral." (8)
Otto Rahn, 1933

Misiones secretas - Otto Skorzeny

Costo para la República mexicana $180 + envío $60 por correos de México o DHL express $100
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 10USD envío 9USD 
Europa 9 envío 11 
Sudamérica 10USD envío 13USD
Envíos a todo el mundo.
Peso 280 gr.
Pags 205
Pasta blanda
Ventas al whatsapp (+52) 3322714279 solo da clic aqui para mandar el msj https://api.whatsapp.com/send?phone=5213322714279

La figura de Otto Skorzeny se ha ganado un lugar de privilegio en la hsitoria militar. Así como se han difundido sus fabulosas hazañas, también se lo ha calificado como "el hombre más peligroso de Europa'".
Este oficial de la S.S., que tuvo la audacia de arrebatar a Mussolini de las propias manos de los italianos, narra con un estilo claro y ameno sus extraordinarias aventuras. Los esfuerzos de los hombres que fraguaron el ingenioso y audaz plan para llevar a cabo la "MISIÓN MUSSOLINI", nos parecen las fantasías de un novelista imaginativo. Si no tuviéramos la certeza de su realidad, nos resistiríamos a creer que ésta fuera una posibilidad practicable.
Esta operación no es más que un capítulo de los muchos que realizó Skorzeny. Durante su azarosa vida, intervino en cuanta misión peligrosa cabe imaginar, desde la organización de los comandos hasta el espionaje y el sabotaje detrás de las líneas enemigas.
Pero en ocasiones, como en ésta, la realidad es más fantástica que la imaginación. Pues probablemente no se haya escrito un libro de aventuras tan prodigiosas como las que aquí relata el Mayor Otto Skorzeny.

INTRODUCCIÓN

En diciembre de 1941, la fulminante ofensiva de los ejércitos alemanes se detiene bruscamente a pocos kilómetros de Moscú. La re sistencia encarnizada de las tropas rusas, ayudadas por un invierno excepcionalmente riguroso, para en seco el ímpetu de las divisiones del Reich que intentan primero, rabiosamente, mantenerse en las po siciones conquistadas, y después, obligadas a soltar su presa, retroce den en desorden. En ciertos sectores, la retirada de la Wehrmacht degenera en desbandada — es la huida, el desastre alocado, caótico, semejante en todos sus puntos a la derrota de los restos del ejército francés en el 1940. Perdida en la masa confusa de los regimientos diezmados y desmoralizados, una unidad de las S.S., bajo el mando del teniente Otto Skorzeny, intenta llegar con sus pertrechos a la po sición de repliegue que le ha sido asignada. El joven oficial contem pla con espanto el espectáculo alucinante que ofrece este ejército de rrotado. Por primera vez se siente invadido por una duda terrible, lancinante: ¿Alemania es realmente invencible.'' ¿No se habrán sobrevalorado sus fuerzas? Skorzeny rechaza en vano estos pensamientos; ya no puede volver a encontrar el optimismo que, algunas semanas antes, le hubiera parecido tan natural.
Sin embargo, el Alto Mando alemán consigue muy pronto res tablecer, más o menos bien, un frente continuo capaz de resistir la ava lancha rusa. En cuanto a Skorzeny, que padece de violentos ataques renales, es enviado a Alemania y agregado, en calidad de ingeniero, a un depósito de los alrededores de Berlín. Los seis meses fríos y fas tidiosos que pasa vigilando la reparación de vehículos militares no contribuye mucho a mejorar su moral. Incluso los éxitos alcanza dos en el transcurso del verano del año  1942 por el ejército alemán que avanza hacia el Cáucaso, puesto que él no ha podido participar en estos combates, no le arrancan completamente de su melancólico desvarío.
Pero en enero de 1943 estalla, en un cielo ya cargado de amena zas, el trueno de la Conferencia de Casablanca. La decisión anglo sajona de continuar la guerra hasta la rendición sin condiciones, trans forma radicalmente el estado de espíritu de Skorzeny y de toda Ale mania. Mientras que en Francia esta fórmula es acogida con una sa tisfacción platónica por unos y con una indiferencia escéptica por otros — los que temen una paz coja —, en Alemania provoca una reacción que en realidad los jefes aliados no habían previsto; un endurecimien to inmediato de la voluntad de resistencia, un cierto furor desesperado. La propaganda de Goebbels se encarga de recordar a todo el mundo el origen de esta expresión. En efecto, fue empleada por primera vez durante la Guerra de Secesión por un general nordista, que la aclaró con estas palabras: "Si un cuervo tiene la idea peregrina de darse una pequeña vuelta por el país vencido, hará muy bien en llevarse provi siones."
Para Skorzeny, como para todo "buen alemán", desde este mo mento no hay más que una alternativa: o la victoria o la destrucción total, irremediable, de Alemania. En adelante, los alemanes conside rarán todo intento de llegar a un acuerdo con los aliados como una negativa a sobrevivir y, por lo tanto, como un suicidio. Para ellos la suerte está echada; les será preciso vencer... o morir.
Este estado de espíritu explica, en parte al menos, el "fenómeno" Skorzeny. Es además en este momento que empieza la carrera del hombre que la Prensa americana ha calificado como "el más peligroso de Europa".

La otra cara del Che (un sepulcro blanqueado) - Marcos Bravo

Costo para la República mexicana $320 + envío $60 por correos de México o DHL express $100
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 18USD envío 15USD 
Europa 19 envío 20 
Sudamérica 16USD envío 23USD
Envíos a todo el mundo.
Peso 700 gr.
Pags 565
Pasta blanda
Ventas al whatsapp (+52) 3322714279 solo da clic aquí para mandar el msj https://api.whatsapp.com/send?phone=5213322714279


Marcos Bravo fue el nombre de guerra usado por Pedro Manuel Rodríguez durante los últimos años de la lucha clandestina contra el gobierno golpista de Fulgencio Batista. El 10 de marzo de 1952, cuando Batista perpetra ese golpe de estado, este joven cubano tenía 18 años. En los primeros tiempos de la lucha contra aquel gobierno inconstitucional, militó en la Juventud Ortodoxa. Junto a esa organización política y los estudiantes universitarios se inicia en la lucha contra dicho gobierno a través de manifestaciones y otras actividades, primero de tipo cívico, y luego en b, conspiraciones frustradas por las fuerzas represivas. A la salida de Fidel Castro de la cárcel, tras su condena por el asalto al Cuartel Moncada en 1953, Pedro Manuel intervino en la creación de las primeras células del Movimiento 26 de Julio. A partir de la lucha en la Sierra Maestra, participó en el combate clandestino contra el régimen. Fue entonces que, por razones de seguridad, decidió cambiarse el nombre. Desde el principio del combate civilista en contra de aquel gobierno Marcos Bravo fue apresado y golpeado por la policía política del régimen en múltiples ocasiones. Llegando en una oportunidad a ser torturado en la Décima. Estación de policía en La Habana. Luego del fracaso de la huelga del 9 de abril de 1958, se vio obligado a asilarse en una embajada y luego exiliarse en República de Venezuela. En los últimos meses de ese año fue capturado en Haití con varios compatriotas más tratando de entrar en una expedición a la provincia de Oriente, en Cuba, con la intención de sumarse a la lucha en la Sierra Maestro. Al igual que la mayoría de los revolucionarios que lucharon por el restablecimiento de la democracia en Cuba, fue comprendiendo que había fuerzas dentro del gobierno -con el Che Guevara a la cabeza- que trataban de desviar el proyecto revolucionario y democrático hacia una dictadura totalitaria. En aquel momento, junto con otros compañeros del Movimiento 26 de Julio, Marcos Bravo trató de ganar tiempo oponiéndose a la política de la violencia contra el régimen. El tiempo, según su criterio, impediría a las fuerzas de la traición nacional, lograr sus propósitos. Otros cubanos estimaron que lo correcto era oponerse por la fuerza a esa tendencia gubernamental. Esos que se opusieron con la fuerza coincidieron lamentablemente con los que, en el Departamento de Estado y la CIA del gobierno norteamericano, eran también partidarios de la línea de la violencia, incluyendo el terrorismo. Estos últimos, ganaron la partida. La partida, pero no la guerra. El final de aquella política de confrontación bélica fue el fracaso de Bahía de Cochinos y casi medio siglo de totalitarismo en Cuba. Quienes pregunten el porqué de su agresividad al escribir esta biografía de Ernesto ´Che´ Guevara -tan distinta a todas las que se han escrito hasta ahora- encontrarán la respuesta en el estado de conciencia del autor respecto a la gran traición al pueblo cubano perpetrada por un grupo de siniestros aventureros encabezados por Fidel Castro y el Sepulcro Blanqueado del Che Guevara.


Agustín de Iturbide (libertador de México) - Ezequiel A. Chávez

Costo para la República mexicana $240 + envío $60 por correos de México o DHL express $100
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 14USD envío 8USD 
Europa13 envío 11 
Sudamérica 14USD envío 12USD
Envíos a todo el mundo.
Peso 310 gr.
Pags 230
Pasta blanda
Ventas al whatsapp (+52) 3322714279 solo da clic aqui para andar el msj https://api.whatsapp.com/send?phone=5213322714279

Adolf Hitler: Descrito desde la realidad - Hans Severus Ziegler




Costo para la República mexicana $240 + envío $60 por correos de México o FedEx express $110
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 13USD envío 9USD 
Europa 12 envío 11 
Sudamérica 13USD envío 12USD
Envíos a todo el mundo.
Peso 480 gr.
Pags 388
Pasta blanda
Ventas al whatsapp (+52) 3322714279 solo da clic aqui para mandar el msj https://api.whatsapp.com/send?phone=5213322714279 

Ó compralo directamente en nuestra tienda en mercado libre y aprovecha envío gratis en compras mayores de $549.00 MXN (aplica comisión de mercado libre) 

https://articulo.mercadolibre.com.mx/MLM-707795626-adolf-hitler-descrito-desde-la-experiencia-hans-severus-_JM

Reseña del libro aqui

Los diarios de Turner - Dr. William Pierce

Costo para la República mexicana $220 + envío $60 por correos de México o DHL express $100
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 13USD envío 9USD 
Europa 11 envío 11 
Sudamérica 13USD envío 12USD
Envíos a todo el mundo.
Peso 350 gr.
Pags 297
Pasta blanda
Ventas al whatsapp (+52) 3322714279 solo da clic aqui para mandar el msj https://api.whatsapp.com/send?phone=5213322714279

Los diarios de Turner (en inglés The Turner Diaries) es una novela publicada en 1978 por William Luther Pierce, bajo el pseudónimo de Andrew Macdonald. Pierce fue posteriormente líder de la National Alliance, una organización separatista blanca.
La novela transcurre en un futuro cercano y retrata el desarrollo de una violenta guerra racial en los Estados Unidos que escaló en una despoblación global finalizando en la derrota del gobierno federal y en el exterminio de todos los judíos y los no blancos.
Earl Turner narra la historia de una organización blanca que inicia una lucha contra el Sistema que desemboca en una victoria total de los patriotas blancos. Entre los hechos más destacables de la novela se encuentran la voladura de un edificio federal, un ataque suicida al Pentágono y el ataque con bombas nucleares a ciudades norteamericanas y finalmente al llamado Estado de Israel.
En un principio la novela era distribuida solamente por correo y en ferias de armas, fue emitida por las publicaciones de la National Alliance entre 1975 y 1976 en una serie de entregas periódicas. Fue publicado en forma de libro en 1978. Se ha reportado que en el año 2000 se vendieron 500 mil copias. La novela está ahora disponible para su venta en librerías en Estados Unidos (ISBN 1-56980-086-3), o gratuitamente por Internet.
Conocido este sorprendente libro como "La Biblia de la extrema derecha norteamericana"The Turner Diaries ha pasado a convertirse en un clásico y un bestseller que ha vendido más de cinco millones de ejemplares en distintos idiomas, a pesar de la fuerte reacción gubernamental y mediática en su contra.
La novela ha sido asociadada a varios hechos violentos, el más notable es el atentado de Oklahoma City en 1995.

Argumento

La narración comienza con un preámbulo ubicado en el año 2099, cien años después de los eventos relatados en el libro. La mayor parte del libro cita a un diario descubierto recientemente que fue escrito por un hombre llamado Earl Turner, un miembro activo del movimiento que provocó estos eventos. El libro detalla el derrocamiento del gobierno de Estados Unidos por Turner y sus camaradas y una brutal guerra racial toma lugar, primero en Norteamérica, y después en el resto del mundo.
La historia comienza poco después de que el gobierno federal, pisoteando la Constitución Americana y la Segunda Enmienda, prohíbe la posesión privada de armas de fuego y organiza decomisos de armas masivos, confiscando todas las armas civiles en el país bajo la Ley Cohen. Earl Turner y sus camaradas se ven obligados a pasar a la clandestinidad y su Organización se involucra en una guerra de guerrillas en contra del Sistema dominado por los judíos (gobierno, medios de comunicación y economía) y el cual apoyaba el multiculturalismo. La odiada Policí­a de la Igualdad empieza a darles caza, pero los patriotas devuelven los golpes con una campaña de sabotaje y bajas selectivas.
La Organización comienza con actos como la destrucción de las oficinas centrales del FBI y continúa con un campaña terrorista de bajo nivel, con asesinatos y sabotaje económico a lo largo de Estados Unidos. La cruzada de Turner lleva al inicio de la Orden, un círculo quasi-religioso de líderes internos que dirige la Organización y cuya existencia permanece desconocida tanto para el Sistema como para los miembros ordinarios de la Organización.
Eventualmente, la Organización toma el control físico del Sur de california, incluyendo un arsenal de armas nucleares en la Base Vandenberg; limpian étnicamente el área de toda la población negra, hispana y asiática; y ejecutan de manera sumaria a toda la población judía y a los traidores raciales. Entonces utilizan esta base de operaciones y sus armas nucleares para ampliar la guerra en la cual lanzan ataques nucleares contra Nueva YorkIsrael y la Unión Soviética (el gobierno federal es forzado a lanzar un ataque nuclear masivo sobre la URSS para disminuir el contraataque consecuente. 60 millones de norteamericanos mueren, pero la represalia soviética es muy limitada. Tanto la Organización como Washington sobreviven), y plantan armas nucleares y nuevas células a lo largo de Norteamérica. Turner y sus camaradas sufren terriblemente, pero su ingenio y su audacia diseñando y ejecutando nuevos métodos de guerra de guerrillas les llevan a una victoria de una intensidad cataclísmica de alcance mundial.
La sección del diario finaliza con el protagonista volando un avión equipado con una bomba atómica en una misión suicida para destruir El Pentágono, para eliminar el liderazgo restante del gobierno militar antes de que se ordenara un asalto para retomar California. La novela finaliza con un epílogo que resume cómo la Organización continuó con la conquista del resto del mundo.

Existe tal cantidad de literatura acerca de la Gran Revolución, incluyendo las memorias de virtualmente cada uno de los lideres que sobrevivieron en la Nueva Era, que otro libro que trate de los eventos y circunstancias de ese tiempo de levantamiento cataclismico y de renacimiento puede parecer superfluo. Los Diarios de Turner, sin embargo, proporcionan una visión de la Gran Revolución que es singularmente valiosa por dos razones:
  1. Es un registro continuo y detallado de una porción de la lucha durante los años inmediatamente anteriores a la culminación de la Revolución, escrito tal como pasó, en base al día día. Es por este motivo, que está libre de la distorsión que a menudo aflige a las visiones retrospectivas. Aunque existen los diarios de otros participantes en ese gran conflicto, ninguno que se haya publicado hasta ahora proporciona un registro tan completo y detallado.
  2. Esta escrito desde el punto de vista de un miembro de base de la Organización, y, aunque padece por consiguiente de 'miopía' de vez en cuando, es un documento totalmente franco. Al contrario de los diarios realizados por algunos de los líderes de la Revolución, su autor no pensaba en su lugar en la historia cuando estaba escribiendo. Mientras leamos las páginas que siguen, nosotros probablemente, conseguiremos una mejor comprensión de la que nos proporcionaría cualquier otra fuente, de los verdaderos pensamientos y sentimientos de los hombres y mujeres cuyo esfuerzo y sacrificio salvo a nuestra raza en su momento de máximo peligro y que dieron paso a la Nueva Era.
Earl Turner, quien escribió estos diarios, nació en el 43 ANE (Antes de la Nueva Era) en Los Angeles que era el nombre de una inmensa área metropolitana en la costa oriental del continente norteamericano en la Vieja Era, que actualmente abarca las comunidades de Eckartsville y Wesselton así como mucho del campo circundante. Él creció en el área de Los Angeles y estaba especializado en ingeniería eléctrica.
Después de su educación , él se estableció cerca de la ciudad de Washington que era entonces la capital de los Estados Unidos. Él estaba allí empleado por una empresa de investigación en electrónica.
Él actúo por primera vez con la Organización en el 12 ANE. Cuando este registro empieza, en el 8 ANE (1991 según la vieja cronología ), Turner tenía 35 años y no tenía compañera.
Aunque estos diarios abarcan apenas dos años en la vida de Earl Turner, nos dan un conocimiento íntimo de uno de aquéllos cuyo nombre esta inscrito en el Registro de los Mártires. Solo por esta razón, sus palabras deben tener una importancia especial por todos nosotros, quién en nuestros días de escuela, se nos dio la tarea de memorizar los nombres de todos los Mártires en ese sagrado Registro, legado a nosotros por nuestros antepasados.
Los Diarios de Turner consisten, en su forma manuscrita, de cinco grandes volúmenes, encuadernados en tela, completamente llenos, y unas páginas al principio de un sexto. Hay muchas inserciones sueltas y notas entre las páginas, aparentemente escritas por Turner en los días en que estaba fuera de su base y que después interpoló en su registro permanente.
Los volúmenes se descubrieron el año pasado junto con una gran cantidad de material históricamente importante, por el mismo equipo del Instituto Histórico, liderado por el Profesor Charles Anderson que anteriormente desenterró el Centro Oriental de Comando de la Revolución en sus excavaciones cerca de la ruinas de Washington. Por esto se considerado oportuno hacerlos disponibles para el público en general durante este 100 aniversario de la Gran Revolución.

Fragmentos

He aquí uno de los fragmentos más llamativos de la novela más polémica y desconocida por el gran público del siglo XX:
13 de octubre de 1991. Ayer por la mañana, a las 9:15, nuestra bomba estalló en el edificio del Cuartel General nacional del FBI. Nuestras dudas sobre el tamaño relativamente pequeño de la bomba fueron infundadas; el daño es inmenso. Hemos desorganizado una parte importante de las operaciones de la Oficina Central del FBI durante las próximas semanas al menos, y parece que también hemos logrado nuestra meta de destruir su nuevo centro informático...
Capítulo VI
Al momento de su arresto, Timothy McVeigh, el hombre declarado culpable por el Atentado de Oklahoma City, tenía una copia de Los Diarios Turner entre sus posesiones y según las autoridades el atentado de McVeigh era similar al evento descrito en el libro donde un grupo terrorista vuela en pedazos las oficinas centrales del FBI.
Desde que surgió en 1978 ha sufrido la más feroz persecución judía para evitar que se difundiera. Junto con los ProtocolosEl judío internacional y Mi Lucha, los 'Diarios' se han convertido en uno de los libros más censurados del siglo XX y del XXI.
Su indudable carácter 'profético' no es ajeno a estas medidas represivas (edificio federal, Pentágono, etc)

Entrevista al autor

Entrevista realizada al Dr. Pierce en un documental emitido por el Canal de Historia:
¿Le sorprende que se cite su libro cuando surgen incidentes de violencia racial?
No, en absoluto. No me sorprende. Estoy convencido de que casi todos esos todos esos incidentes violentos ocurren independientemente de los Diarios. Existen personas que recurren a la violencia por razones de ideología, y admito que ese fue, probablemente, el caso en el atentado de Oklahoma. Es natural que se trate de personas un poco más informadas, que han leído esta literatura minoritaria. De modo que no me sorprende que las personas relacionadas con estos atentados contra el gobierno hayan leído en muchos casos los Diarios turner.
¿Pero admite que su libro parece ejercer una influencia directa o indirecta en algunos de sus lectores?
Espero que lo haga, desde luego que sí. Escribí el libro con intención de que influyera sobre la gente, de que cambiara su forma de pensar y creo que en muchos casos lo he conseguido. Sin embargo, opino que en muchas ocasiones no es lo que ha provocado un comportamiento violento.
¿Ve usted su libro como un grito de guerra o una invitación a alzarse en armas?
En cierto sentido sí, no es una invitación a tomar un arma y abrir fuego, sino que pretende provocar más bien un rearme moral, una toma de conciencia para que los ciudadanos asuman su responsabilidad y empiecen a jugar un papel activo en la recuperación de nuestra sociedad. En ese sentido es, sin duda, una llamada a las armas.

Origen

El libro nació de una vaga idea surgida en la mente prodigiosa del Dr. William Pierce, gracias a un consejo que le dio su amigo el Prof. Revilo P. Oliver. En concreto, lo que le sugirió fue escribir algo de ficción, para llegar e instruir a la gente que habitualmente no lee otra cosa más que lo relativo al género de la narrativa de aventuras.
Inicialmente, esta novela fue publicada por capí­tulos en una revista perteneciente a la National Alliance entre 1975 y 1978, por lo cual tiene el formato de las que se conocen como novelas de folletí­n. Durante años fue un texto de reducida circulación, para un público selecto; pero cuando Timothy McVeight voló en 1995 un edificio del FBI en represalia por la matanza de Waco (donde los federales mataron a 80 personas, incluyendo a 17 niños) y la policí­a descubrió que había leído el libro, los medios de comunicación lo acusaron de haberse inspirado en él, lo cual atrajo la curiosidad del público general vendiéndose casi un millón de ejemplares.
"Desde entonces" -comenta el propio autor-, "el libro comenzó a recibir publicidad y cada vez más gente quiso saber por qué tanto alboroto, y así­, al final, comenzaron a leer el libro personas de muy diferente tipo. Aunque debo decir que muchas de las personas blancas de bajo nivel a las que ha llamado la atención el libro no son la clase de gente cuya atención me interesa, porque no son gente particularmente útil. No tienen buen carácter y realmente no son gente fuerte y competente. Pero a través del libro he llegado a personas muy satisfactorias que estoy seguro que no habría alcanzado de otro modo."
La virulenta represión del Sistema no ha logrado prohibir su venta en Estados Unidos, donde la libertad de expresión es sacrosanta y donde el pueblo americano ha impedido que las organizaciones judías toquen la primera enmienda a la Constitución. En muchos otros paí­ses el Sistema sí que ha logrado su objetivo, y no sólo no se puede comercializar sino que además su mera tenencia está penada con la cárcel o con fuertes multas.
El problema es que "mucha gente a la que no le gusta el libro ni siquiera lo ha leí­do. Solamente han oído hablar sobre él a otros, o han leído algo en el periódico, o han visto referencias a él en la televisión." Tendrás que decidirlo por ti mismo.

La comunidad popular Nacionalsocialista - Varios Autores

Costo para la República mexicana $320 + envío $60 por correos de México o Fedex express $110
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 18USD envío 15USD 
Europa 16 envío 20 
Sudamérica 18USD envío 24USD
Envíos a todo el mundo.
Peso 700 gr.
Pags 557
Pasta blanda
Ventas al whatsapp (+52) 3322714279 solo da clic aqui para mandar el msj https://api.whatsapp.com/send?phone=5213322714279

Para ser conscientes de la «teoría», pero sobre todo de la «práctica» del nacionalsocialismo como movimiento socialista obrero, los textos que siguen son esenciales. Hay que leer el libro de la primera página a la última, aunque tardemos algunos meses en acabarlo, pero no podemos pasar por alto ni una línea, pues cada trabajo, cada ponencia, cada artículo, es el resumen del pensamiento socialista alemán de Hitler y el Dr. Ley. Al acabar su lectura veremos con sorpresa que hay mucho por hacer en la época actual y que todo eso que conviene hacerse, ya se hizo en el III Reich. Podemos discutir y criticar otros aspectos de la obra de Hitler, pero intentar criticar también la obra socialista de Hitler, eso es mala fe y un atentado a los intereses de los trabajadores de hoy que podrían encontrar en algunas de las actividades y actitudes del III Reich solución a los problemas actuales. Si descalificamos toda la política socialista del III Reich simplemente porque fue desarrollada en esos años y por esos políticos, cometeremos una injusticia imperdonable. No podemos condenar globalmente todo lo realizado en el III Reich y además no pueden beneficiarse los trabajadores de una parte positiva como sería que también se condenase globalmente todo lo que se hizo en el III Reich a favor del capitalismo, ya que no se hizo nada. Cualquier persona tiene el derecho a ser anti-nazi, pero nadie lo tiene a estar en contra del socialismo desarrollado en el III Reich. El NSDAP fue siempre un partido obrero y como decía Fichte, eso es así, y es así porque así es.

PRÓLOGO

Todo el mundo sabe que el comunismo defiende los intereses de los trabajadores, pero también todo el mundo sabe que eso no es así en absoluto y que al margen de los comunistas de buena fe que son muchos, los hay como Picasso que se convierten en comunistas multimillonarios, o como los dirigentes de los países comunistas que constituyeron una auténtica plutocracia socialista directiva. Pero pese al hecho de que todo el mundo es consciente de que hay una gran diferencia entre la teoría y la práctica en el comunismo, ello no es obstáculo para que en el subconsciente de la gente siga siendo el comunismo el único defensor de los intereses de los trabajadores. Y fijémonos bien en lo que hemos dicho. La gente tiene claro que los comunistas defienden los «intereses» de los trabajadores, pero eso se interpreta siempre como «intereses económicos» y a este plano queda reducida, -¡en el mejor de los casos!-la relación comunista: obreros.
En el III Reich también todo el mundo tenía claro que el partido nacionalsocialista de los obreros alemanes, era genuinamente obrero. Desde los primeros años de lucha política, la idea socialista constituyó el centro de gravedad de la política del NSDAP y una vez llegados al poder, el socialismo del partido de Hitler logró crear una auténtica «comunidad popular» -«Volksgemeinschaft»- lo que le convirtió en uno de los partidos más numerosos de la historia y sin duda en el que abarcó a un mayor número de las llamadas «clases sociales», ya que para el nacionalsocialismo toda persona que trabajaba era un obrero, tanto el campesino más modesto, o el obrero de la industria peor pagado, como el ingeniero, el médico o el arquitecto mucho mejor retribuidos. Únicamente quedaban fuera del concepto «obreros» las entidades financieras, los negocios especulativos o aquellas personas que ganaban dinero pero no aportaban nada sustancial a la «comunidad popular».
Los textos que ahora presentamos son simplemente unos pocos de los muchos que se editaron en el III Reich. Aquí tenemos casi todas las ponencias del Congreso Mundial «Trabajo y Alegría», de los que se celebraron varios, pero además hay una extensa literatura, ¡incluso en castellano! sobre el tema, y a los interesados les remitimos al libro «Propaganda en español publicada en el III Reich», donde podrán comprobar que el socialismo era la idea fundamental de la ideología del III Reich y que los temas raciales u otras cuestiones polémicas actualmente, no tenían en aquella época ninguna relevancia.
El gran error que han cometido los grupos o partidos «neo-nazis» o afines, es haberse dejado arrebatar la idea socialista que han monopolizado los partidos de izquierda, presentando a todos sus adversarios como de derechas, y entre ellos, como «extrema derecha» se incluye a los neo-nazis, perdiendo de vista una realidad evidente: el Fascismo Italiano, pero sobre todo el Nacionalsocialismo alemán, eran movimientos profundamente obreros y hay que intentar recuperar, al menos para la posteridad, el reconocimiento de que no hay en realidad más que un socialismo y este es el nacionalsocialismo. Es el único verdadero y auténtico socialismo porque no circunscribía la defensa del obrero al mero aspecto económico, o a la simple cuestión de fijar un salario. Para el socialismo obrero del III Reich había otros elementos tan fundamentales como el sueldo, como por ejemplo facilitar viviendas espaciosas y con jardín a un número siempre creciente de obreros, proyecto llevado a la práctica en grandes proporciones pese a los escasos años de paz ¡¡seis!! de que dispusieron antes de ser llevados a la guerra por los plutocomunistas. También era importante para la estabilidad de los obreros, la de la moneda. De nada sirve aumentar los salarios si se reduce el poder adquisitivo. Los gobiernos capitalistas, tanto los de derechas como los de izquierdas, utilizando criterios vagos y cambiantes, determinan el aumento del costo de vida, pero la realidad es muy diferente de la teoría y los que sufren profundamente los efectos de esta manipulación estadística son siempre los obreros. Si el transporte público sube un 0,05 más que la inflación, incluso que la falsa inflación que nos «venden» desde el poder, ese pequeño aumento se va acumulando año tras año y dado que el transporte público se utiliza varias veces al día, al cabo de los años ha contribuido de manera no desdeñable al empobrecimiento de la clase trabajadora. Lamentablemente las diferencias entre la teórica inflación y el aumento de precio del transporte son siempre muy superiores a ese imaginario 0,05 por ciento. El transporte público ético tiene que ser deficitario, pues lo ha de pagar en una mayor parte el que lo utiliza, pero también ha de contribuir el que habitualmente no lo usa, ya lo tiene a su disposición. Un transporte público no deficitario es injusto, pues significa que los obreros subvencionan a los ricos que son los que menos usan e,l transporte público. En el III Reich se incluían también otros valores como imprescindibles para los obreros como por ejemplo el acceso a la cultura. Por dicho motivo los museos tenían abiertas sus puertas cuando los obreros acababan su trabajo. La orquesta del NSDAP dio cientos de conciertos por toda Alemania. En plena guerra se paraba la fabricación de material bélico para ofrecer conciertos a los obreros y eso era algo habitual que se había hecho también antes de la guerra, y no un «slogan» para la propaganda. Las viviendas, como hemos dicho, eran espaciosas pues en una vivienda pequeña no caben niños, ni perros o gatos, pero tampoco una habitación para jugar los niños, o cuadros, libros, esculturas, objetos decorativos, pequeña artesanía, ajuar del hogar amplio y suficiente, equipos de alta fidelidad o cualquier otro elemento relacionado con la cultura o la vida familiar. A un católico -pese a que eran minoría entre los cargos relevantes del III Reich- le cabe el honor de haber marcado las pautas que convirtieron la teoría de la «comunidad popular» en algo real. Ese hombre era el Dr Robert Ley al que los obreros del mundo entero levantarán algún día un monumento que haga justicia a este auténtico adalid de los trabajadores, que veía en ellos algo más que gente que «trabaja», pues para él también eran gente que «siente» y que como tales tenían una sensibilidad y una especial predisposición para sentir y vivir el arte. La fotografía del Dr. Ley debería ocupar un lugar relevante en las viviendas de los trabajadores con sensibilidad espiritual.
En el III Reich se desarrollaron las primeras legislaciones sobre la defensa de la naturaleza. Incluso en castellano se editaron textos hoy totalmente   válidos.   Sin  embargo   los   admiradores   del nacionalsocialismo de después de la II Guerra Mundial, han olvidado este hecho y se han dejado arrebatar la bandera del hoy llamado «ecologismo», palabra que incluso fue utilizada ya en el III Reich.
Y lo mismo ha pasado con el socialismo del III Reich. Nadie piensa que el nacionalsocialismo sea un movimiento obrero. Y eso es esencial repetirlo una y otra vez, ser conscientes de ello y dar prioridad en todo momento a la propaganda socialista. Se ha de conseguir que los enemigos de Hitler sepan, admitan y reconozcan que Hitler realizó la mayor revolución socialista de la historia al constituir una auténtica «comunidad popular». Ello no significa que tengan que dejar de ser enemigos de Hitler. Pueden pensar muchas cosas malas de Hitler, pero han de saber que era el jefe de un movimiento obrero que logró levantar el nivel cultural de la clase trabajadora, incluso en medio de enormes crisis económicas. Hay que lograr que tal como hemos dicho del comunismo, en el subconsciente de la gente se halle bien impresa la imagen de que el nacionalsocialismo fue y ¡ES! ante todo, un movimiento obrero.
Para ser conscientes de la «teoría», pero sobre todo de la «práctica» del nacionalsocialismo como movimiento socialista obrero, los textos que siguen son esenciales. Hay que leer el libro de la primera página a la última, aunque tardemos algunos meses en acabarlo, pero no podemos pasar por alto ni una línea, pues cada trabajo, cada ponencia, cada artículo, es el resumen del pensamiento socialista alemán de Hitler y el Dr. Ley. Al acabar su lectura veremos con sorpresa que hay mucho por hacer en la época actual y que todo eso que conviene hacerse, ya se hizo en el III Reich. Podemos discutir y criticar otros aspectos de la obra de Hitler, pero intentar criticar también la obra socialista de Hitler, eso es mala fe y un atentado a los intereses de los trabajadores de hoy que podrían encontrar en algunas de las actividades y actitudes del III Reich solución a los problemas actuales. Si descalificamos toda la política socialista del III Reich simplemente porque fue desarrollada en esos años y por esos políticos, cometeremos una injusticia imperdonable. No podemos condenar globalmente todo lo realizado en el III Reich y además no pueden beneficiarse los trabajadores de una parte positiva como sería que también se condenase globalmente todo lo que se hizo en el III Reich a favor del capitalismo, ya que no se hizo nada. Cualquier persona tiene el derecho a ser anti-nazi, pero nadie lo tiene a estar en contra del socialismo desarrollado en el III Reich. El NSDAP fue siempre un partido obrero y como decía Fichte, eso es así, y es así porque así es.