LA GUERRA DE HITLER - David Irving

Para costo del libro y envío ponerse en contacto con nosotros
Solo whatsapp (+52 lada int) 33 2271 4279
Correo vigenteladerrotamundial@gmail.com

La guerra de Hitler es una minuciosa reconstrucción de la II Guerra Mundial desde el punto de vista de Hitler, es decir, utilizando testimonios y documentos –en gran parte desconocidos hasta hoy- que proceden de las altas esferas del III Reich. El historiador, siempre en un tono sereno, desapasionado y estricto, se propone destruir las incontables versiones interesadas y falseadas que desde uno y otro bando se han ido acumulando sobre un tema tan controvertido; y su relato se esfuerza por desentrañar la verdad de los hechos, situándonos en el centro neurálgico de la eficaz máquina bélica alemana, como un observador que por encima de todo prejuicio sólo busca pruebas documentales de cómo ocurrieron realmente las cosas.
El rigor de su método y la gran riqueza de las fuentes inéditas que ha podido consultar le permiten darnos una visión de los hechos muy distinta de la comúnmente admitida. Tanto que ha escandalizado a multitud de lectores, ninguno de los cuales, sin embargo, ha podido refutar con pruebas válidas las afirmaciones de Irving. En el libro no se disminuyen ni se justifican las responsabilidades de Hitler, ni se pretende dar de él una imagen favorable, pero sí se matizan con sumo cuidado innumerables aspectos exagerados de la guerra y la personalidad del dirigente nacionalsocialista (como las leyendas al uso de un “Hitler loco” o un “Hitler enfermo”, el supuesto “holocausto” de los judíos, o la competencia entre algunos líderes nazis) que permiten un análisis mucho más profundo y pormenorizado de lo que suelen dar las simplificaciones habituales.
La guerra de Hitler, obra de lectura apasionante en la que abundan las revelaciones significativas tanto desde el punto de vista humano como del histórico, es, pues, un intento capital para comprender y conocer uno de los temas más polémicos de la historia contemporánea.

Editorial: Ojeda; Idioma: español; Encuadernación: pasta blanda; Formato: 17x24cms.; 680 páginas; ISBN: 978-84-86041-75-5; Año ed. 2008; 5º edición; Ilustrado B/N; Peso: 1.100gr.




LA DESTRUCCIÓN DE DRESDE - David Irving

Para costo del libro y envío ponerse en contacto con nosotros
Solo whatsapp (+52 lada int) 33 2271 4279
Correo vigenteladerrotamundial@gmail.com

NUEVA EDICIÓN CORREGIDA Y AUMENTADA, Y CON FOTOS. El verdadero holocausto. La horripilante exposición original del ataque terrorista aéreo más devastador de la historia. El primer libro que explicó al mundo lo que había ocurrido en esta ciudad alemana en 1945.
El bombardeo, incendio y destrucción de Dresde se llevó a cabo hacia el final de la Segunda Guerra Mundial por parte de la Royal Air Force (Gran Bretaña) y la US Air Force de los Estados Unidos. Con este nombre se suele hacer referencia a los cuatro ataques aéreos consecutivos que se realizaron entre el 13 y el 15 de febrero de 1945, apenas doce semanas antes de la capitulación de Alemania. Durante los mismos, entraron en acción más de mil bombarderos pesados, que dejaron caer sobre la “Florencia del Elba” cerca de 4.000 toneladas de bombas altamente explosivas y dispositivos incendiarios, arrasando gran parte de la ciudad y desencadenando una tormenta de fuego que consumió el centro histórico de la misma, quemando vivos bajo el fuego inextinguible del fósforo líquido decenas de miles de civiles alemanes (mujeres, niños, ancianos y refugiados principalmente).

El número de víctimas varía enormemente en función de la fuente, pero la línea mayoritaria en la historiografía actual sitúa el número de muertos entre 35.000 (los que pretenden minimizarlo) y 350.000, decantándose los estudios más recientes por las cifras que rondan entre 100.000 y 202.000. Esta es una cantidad superior a las víctimas de los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki. Otras ciudades alemanas y japonesas sufrieron genocidios similares, como Tokio (100.000) o Hamburgo (40.000).
El bombardeo de Dresde sigue siendo uno de los episodios más polémicos de la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad persiste aún el debate dado que la capital sajona no era un objetivo de interés estratégico o militar tal y como aseguran fuentes políticas o militares aliadas, sino que por el contrario el bombardeo fue una represalia desproporcionada e indiscriminada e incluso se trató de un crimen de guerra realizado a sangre fría con la firme intención de aniquilar a millones de civiles alemanes y a los refugiados del este de Europa, que huían del avance del Ejército Rojo y buscaban refugio, precisamente, en Dresde.

LAS CIFRAS
Desde el fin de la guerra el número de fallecidos en el bombardeo de Dresde ha sido objeto de constante revisión por parte de la comunidad académica. Las cifras exactas son difíciles de determinar. Los cálculos cuentan con la dificultad añadida de que, la ciudad, que en 1939 tenía una población de 642.000 habitantes, estaba en el momento del bombardeo atestada con cerca de 200.000 refugiados más y miles de soldados heridos convalecientes en la ciudad y sus hospitales.
Las cifras habituales en las primeras décadas de la posguerra variaban dependiendo de la documentación disponible, fuera esta procedente de la misma policía alemana de la ciudad o bien de otras fuentes más o menos fiables. Las primeras informaciones que se publicaron en los medios, se hacían eco de cantidades de seis cifras. El periódico sueco Svenska Morgenbladet apuntaba el 17 de febrero de 1945 “por encima de los 100.000” y el 27 de febrero a “cerca de los 200.000” muertos. En 1948, el Comité Internacional de la Cruz Roja mencionaba 275.000 cuerpos “identificados” en la región de Dresde basándose en informes procedentes de las autoridades. En 1951, Axel Rodenberger hablaba de entre 350.000 y 400.000 fallecidos. F.J.P. Veale escribió en 1955 en Advance to Barbarism que el número estaba entre los 300.000 y los 500.000. El británico David Irving, autor de este libro, calculó ya en 1963, en su libro “La destrucción de Dresde”, entre 135.000 y 250.000 víctimas; Hans Dollinger en 1973, 250.000; y Rolf Hochhuth en 1974, 202.000 utilizando a Irving como fuente. El Süddeutsche Zeitung hablaba en 1975 de 135.000 y Die Welt de “250.000 o incluso 400.000” fallecidos. El antiguo oficial del alto mando de Dresde Eberhard Matthes afirmaba ya entrada la década de los 90 que a finales de abril de 1945 tuvo lugar en su presencia una conversación telefónica con Adolf Hitler, en la que se informó al Führer de 3.500 cadáveres identificados, 50.000 identificables y 168.000 inidentificables.

Editorial: Ojeda; Idioma: español; Encuadernación: pasta blanda; Formato: 16x24cms.;380 páginas; ISBN: 978-84-86041-96-0; Año ed. 2011; 3ª edición; IlUstrado en B/N 40 fotos en papel cuche; Peso: 677gr.






LA MUERTE DE RUDOLF HESS - Abdallah Melaouhi

Para costo del libro y envío ponerse en contacto con nosotros
Solo whatsapp (+52 lada int) 33 2271 4279
Correo vigenteladerrotamundial@gmail.com

“YO MIRÉ A SUS ASESINOS EN LOS OJOS” Abdallah Melahoui rompe, 20 años después del asesinato de Rudolf Hess, su silencio, e informa por vez primera detalladamente en su libro sobre los cinco años que pasó con el último prisionero de Spandau. Describe no sólo la despiadada cotidianeidad del “prisionero más solitario del mundo”, sino que informa también sobre los numerosos acontecimientos, hasta ahora desconocidos, que nos acercan más al ser humano. Extraídos de la prisión ilegalmente, el autor nos ofrece 30 páginas de documentos manuscritos de Hess entre solicitudes, cartas, informes y descubrimientos que dejan patente que el anciano no estaba en absoluto cansado de la vida, sino que pese a todos los obstáculos luchaba incansable por su libertad y esperaba poder disfrutar sus últimos meses de vida junto a su familia y su nieto. El 17 de agosto de 1987 los asesinos se apresuraron a adelantarse a la liberación de Hess anunciada por Gorbatschow. Pero no podían sospechar que sería precisamente el enfermero tunecino de Hess quién conseguiría abrirse paso hasta el lugar de los hechos y encontrar in fraganti a los asesinos sobre el cadáver.
Editorial: Ojeda; Idioma: español; Encuadernación: pasta blanda; Formato: 15,5×23,5cms.; 296 páginas; ISBN: 978-84-7633-019-7; Año ed. 2014; 1ª edición; Ilustrado B/N y color; 838gr.




No culpable en el juicio de Nuremberg - Carlos Whitlock Porter

Para costo del libro y envío ponerse en contacto con nosotros
Solo whatsapp (+52 lada int) 33 2271 4279
Correo vigenteladerrotamundial@gmail.com

“Desde comienzos de nuestra historia, habitualmente se han narrados «hechos» que luego los historiadores posteriores pusieron en duda y terminaron por degradar el «hecho» en sencillo «rumor».
En 1946, fue considerado un «hecho» que los nazis hubieran fabricado jabón de grasa humana (Sentencia, Proceso de Nuremberg, IMT I 252 «283»; VII 597-600 «656-659»; XIX 506 «566-567»; XXII 496 «564»).
Desde entonces este «hecho» se consideró sencillamente un «rumor» (Hilberg, Destruction of the European Jews, Destrucción de los judíos europeos), edición «revisada, definitiva», Holmes and Meier, NY, p. 966: «El origen del rumor del jabón humano queda desconocido hasta el día de hoy»).
El «rumor», de origen soviético (Prueba URSS 393), que no fue objeto de ninguna prueba médica forense, se halla en el Palacio de la Paz en La Haya, Holanda. Los funcionarios del Palacio lo muestran a ansiosos visitantes y les dicen que es auténtico, pero parecen no responder a cartas de personas que intentan examinarlo.
En 1943, el «rumor» era que los nazis estaban masacrando a los judíos en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, en cámaras al vacío, y en cámaras de gas (The Black Book: The Nazi Crime Against the Jewish People (El Libro negro: el crimen nazi contra el pueblo judío), pp. 270, 274, 280, 313, presentado como «prueba» a la Comisión de Nuremberg).
En 1946, las cámaras de gas llegaron a ser consideradas un «hecho», mientras que las masacres en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, y en cámaras al vacío quedaron considerados sencillamente «rumores» (N.B.: las masacres en «cámaras de vapor» fueron «probadas» en el proceso de Oswald Pohl, cuarto proceso de Nuremberg, NMT IV, 1119-1152).
Las «pruebas» según las cuales los nazis habían masacrado a los judíos en cámaras de gas no son mejores, en cuanto a su calidad, que las «pruebas» según las cuales los habían matado en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, o en cámaras al vacío. Nos parece legítimo cuestionar tales «pruebas».
Este libro consiste, no de una «revisión» de la historia, sino de una sencilla guía a materiales históricos que han sido olvidados. Se olvidan las 312.022 declaraciones notarizadas presentadas por la defensa durante el primer proceso de Nuremberg, pero se recuerda muy bien de las 8 o 9 declaraciones presentadas por la prosecución que las hubieran «refutado» a todas (según la prosecución) (XXI 437 «483»)).
Este libro contiene muchas referencias a la paginación. No las citamos para confundir, impresionar, o intimidar al lector, ni para probar la verdad de las alegaciones hechas, sino sencillamente para ayudar a aquellos interesados, a hallar cosas de interés. Es el lector quién debe decidir si las declaraciones de la defensa son más dignas de confianza que el jabón de grasa humana (Documento URSS-397), los calcetines de cabellos humanos (Documento URSS-511), o las hamburguesas de carne humana (Prueba 1873, proceso de Tokio) de la prosecución.
El libro de Porter nos deja, en suma, un breve repaso por el Juicio de Nuremberg y como los vencedores manipularon el proceso, presionaron y chantajearon a los testigos e inventaron acusaciones. El autor saca por fin a la luz pública las actas de la defensa, a las que se hace referencia en todo momento, escondidas desde hace 56 años en La Haya y nunca publicadas hasta la fecha.
INTRODUCCIÓN

La revisión de la historia es tan vieja como la historia misma.
Los Anales de Tácito, por ejemplo (xv 38), hacen mención de un «rumor« según el cual Nerón habría quemado Roma. El «rumor« fue repetido por otros historiadores romanos como un «hecho« (Suetonius, Nero, 38; Dio Cassius, Epistulae, lXII 16; Pliny Naturalis Historia XVII 5).
Los historiadores posteriores dudaron de este «hecho« y degradaron el «hecho« en sencillo «rumor«.
En 1946, fue considerado un «hecho« que los nazis hubieran fabricado jabón de grasa humana (Sentencia, Proceso de Nuremberg, IMT I 252 «283»; VII 597-600 «656-659»; XIX 506 «566-567»; XXII 496 «564»).
Desde entonces este «hecho« se consideró sencillamente un «rumor« (Hilberg, Destruction of the European Jews, Destrucción de los judíos europeos), edición «revisada, definitiva«, Holmes and Meier, NY, p. 966: «El origen del rumor del jabón humano queda desconocido hasta el día de hoy«).
El «rumor«, de origen soviético (Prueba URSS 393), que no fue objeto de ninguna prueba médica forense, se halla en el Palacio de la Paz en La Haya, Holanda. Los funcionarios del Palacio lo muestran a ansiosos visitantes y les dicen que es auténtico, pero parecen no responder a cartas de personas que intentan examinarlo.
En 1943, el «rumor« era que los nazis estaban masacrando a los judíos en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, en cámaras al vacío, y en cámaras de gas (The Black Book: The Nazi Crime Against the Jewish People (El Libro negro: el crimen nazi contra el pueblo judío), pp. 270, 274, 280, 313, presentado como «prueba« a la Comisión de Nuremberg).
En 1946, las cámaras de gas llegaron a ser consideradas un «hecho«, mientras que las masacres en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, y en cámaras al vacío quedaron considerados sencillamente «rumores« (N.B.: las masacres en «cámaras de vapor« fueron «probadas« en el proceso de Oswald Pohl, cuarto proceso de Nuremberg, NMT IV, 1119-1152).
Las «pruebas« según las cuales los nazis habían masacrado a los judíos en cámaras de gas no son mejores, en cuanto a su calidad, que las «pruebas« según las cuales los habían matado en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, o en cámaras al vacío. Nos parece legítimo cuestionar tales «pruebas«.
Este libro consiste, no de una «revisión« de la historia, sino de una sencilla guía a materiales históricos que han sido olvidados. Se olvidan las 312.022 declaraciones notarizadas presentadas por la defensa durante el primer proceso de Nuremberg, pero se recuerda muy bien de las 8 o 9 declaraciones presentadas por la prosecución que las hubieran «refutado« a todas (según la prosecución) (XXI 437 «483»)).
Este libro contiene muchas referencias a la paginación. No las citamos para confundir, impresionar, o intimidar al lector, ni para probar la verdad de las alegaciones hechas, sino sencillamente para ayudar a aquellos interesados, a hallar cosas de interés. Es el lector quién debe decidir si las declaraciones de la defensa son más dignas de confianza que el jabón de grasa humana (Documento URSS-397), los calcetines de cabellos humanos (Documento URSS-511), o las hamburguesas de carne humana (Prueba 1873, proceso de Tokio) de la prosecución.
N.B.:
IMT = International Military Tribunal
(Proceso Internacional de Nuremberg en 4 idiomas)
NMT = National Military Tribunal
(procesos norteamericanos de Nuremberg, en inglés)

Ante la falta de indicaciones al contrario, toda paginación se refiere a la IMT (edición norteamericana). y « » = paginación alemana.





EL PARTIDO VERDE DE HITLER - Anna Bramnwell

Para costo del libro y envío ponerse en contacto con nosotros
Solo whatsapp (+52 lada int) 33 2271 4279
Correo vigenteladerrotamundial@gmail.com

Sangre y suelo, Walther Darre y la ecología nacionalsocialista. En 1930, la agricultura europea se enfrentaba a una de sus peores depresiones. Los movimientos campesinos, las ligas de granjeros y la agitación en pro de la reforma de la tierra llegaron a ser políticamente activos en muchos países. En algunos de ellos, la retórica tuvo unos reflejos izquierdistas; en otros conllevó un nacionalismo vehemente radical. En general, fue populista y anti institucionalista, y potencialmente violento.
En una nación europea, un gobierno llegó al poder en parte gracias a los votos de irritados pequeños granjeros. Empezó a promulgar leyes decretando la posesión de hereditaria para las granjas de pequeño y mediano tamaño. La industria alimentaria al por mayor fue virtualmente abolida, estableciéndose un sistema de mercado con precios fijos y un control de calidad. Más tarde, se establecieron cuotas. Esta corporación estaba dirigida por una organización no gubernamental cuasi-independiente. Unas dos terceras partes de este terreno cultivable fueron separadas por ley del mercado libre y el control de una granja que se incluía en esas regulaciones quedaba condicionado a la capacidad del agricultor. Se instituyó un programa de Retorno-a-la-Tierra, que instauraba instalaciones viables, e invertía dinero en la infraestructura rural donde tales instalaciones estaban situadas. Se instituyó un programa de Retorno-a-la-Tierra, que instauraba instalaciones viables, e invertía dinero en la infraestructura rural donde tales instalaciones estaban situadas. Se promovió una campaña en pro de la productividad por hectárea y al aumentar una agricultura intensiva. El experimento agrario duró unos seis años, hasta que el país entró en guerra. Aunque la legislación continuó vigente, la agricultura debió someterse a los controles del tiempo de guerra y el movimiento de Retorno-a-la-Tierra se fue desvaneciendo.
Las ideas ecologistas fueron puestas en práctica por primera vez en Alemania Nacional Socialista (frecuentemente usando palabras y términos idénticos a los de hoy) por Richard Walher Darré, ministro de agricultura y Líder Campesino desde 1933 hasta 1942. Como científico racial que popularizó la frase “Sangre y Suelo”, quiso abolir por completo la sociedad industrial y reemplazarla por una puramente campesina, basada en un sistema de nobleza campesina.
Su sueño de una república jeffersoniana de pequeños agricultores parecía pertenecer a otra era. Cuando Bohemia y Moravia fueron incorporadas al Reich, Darré escribió en su diario que Alemania estaba repitiendo el error de Gran Bretaña había cometido cuando adquirío un imperio que la destruyó como nación.
Darré era nacional-socialista, ¿significa esto que no pueden ser tomadas en cuenta sus ideas ecológicas? ¿Puede su interés en la agricultura orgánica ser útil hoy en día? ¿Cuál es la conexión entre el partido verde de Hitler y la popularidad de la política ecológica en la Alemania actual?
Ninguna persona interesada en la agricultura, la política y la ecología puede permitirse el lujo de ignorar los hallazgos de la Dra. Bramwell.

Editorial: Ojeda; Idioma: español; Encuadernación: pasta blanda; Formato: 1624cms.; 340 páginas; ISBN: 978-84-86041-61-8; Año ed. 2011; 1ª edición; Ilustrado B/N; Peso: 605gr.





La Historia de los vencidos - Joaquín Bochaca

Costo para la República mexicana $370 + $60 de envío
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 37 dólares
Europa 40 euros
Sudamérica 45 dólares
Envíos incluidos
Envíos a todo el mundo.
Peso 780 gr.
Pags 697
Pasta blanda

La historia del siglo XX ha sido escrita por las fuerzas que han detentado y detentan el poder, tergiversándola en su propio beneficio. Este libro es el primer paso hacia una nueva concepción de la historia de Europa en el siglo XX.
Este no es un libro en defensa de Alemania. Es un libro en defensa de la verdad. Tampoco es un libro "antisemita" sea lo que fuere lo que se intente evocar con esa palabra equívoca. Es una denuncia, ya formulada antes por otras personas fuera de España, y muy pocas y muy parcialmente en España, contra ciertos individuos y ciertas fuerzas. Si la abrumadora mayoría de los individuos sirviendo a tales fuerzas resultan pertenecer a un grupo racial determinado, ello no es culpa del autor, sino de la naturaleza de las actividades de tales individuos.
El Autor tiene plena conciencia de que muchas de las aseveraciones contenidas en este libro sorprenderán al lector. Pero, como puede comprobarse en la referenciación y bibliografía de esta obra, se ha procurado siempre, buscar la prueba de parte contraria, o, al menos, el testimonio de personas absolutamente neutrales en relación a cada caso o situación planteados.
Algunas personas gustan de pensar, en "¡el confort intelectual antes que nada!", que las guerras, revoluciones y catástrofes que continuamente se producen en este Planeta feliz no son más que accidentes, sin autores que los produzcan, ni Fuerzas que los canalicen...
En este libro se sostiene una opinión contraria; una opinión basada en el principio de causalidad. Y además, basada en hechos y en citas procedentes del campo «liberal», no en teorías ni en frases entresacadas de discursos de Hitler, de Mussolini... Las conclusiones del Autor serán consideradas como contrarias al Viento de la Historia y, desde luego, como opuestas a la Coexistencia y a la Paz... ¡Como si fuera posible la Paz sin la Justicia!

Prólogo
PRIMERA PARTE
CAPITULO I: VERSALLES
El chantaje del bloqueo por hambre - El “Diktat” - La preparación de la futura guerra - “Pacta sunt servanda... sic rebus stantibus” - El “Comité des Délégations Juives - Quién movía los hilos - Dos objetivos cumplidos
CAPITULO II: EL COMUNISMO “RUSO
Un testimonio inaudito - Libro Blanco del Gobierno Británico - El Rapport Sisson - El testimonio del embajador Francis - El Rapport Simmons - El testimonio de Víctor Marsden - Los amos de Rusia en 1919 - El testimonio de Douglas Reed - El informe Ovennan - Las revelaciones de Robert Wilton - La Alta Finanza Judía y “Poale” - Una opinión de Sir Winston Churchill - El testimonio Homer - Un informe de Scotland Yard - Un dato de la Enciclopedia Británica - El testimonio del Cónsul Caldwell - El célebre vagón precintado - El testimonio Coty - El Gobierno británico, Vickers & Maxim y el asesinato de la familia imperial - Las revelaciones de Mrs. Williams y H. Gwynne - Testimonios de parte contraria - El terrorismo prerrevolucionario - El Embajador Morris - La consolidación del régimen soviético - El mito del antisemitismo soviético y el verdadero origen racial de Stalin - Libro Blanco del Gobierno Polaco - Las purgas de 1937-38 - Las declaraciones de Theodor Butenko - La Komitern - Los verdaderos objetivos de Karl Marx
CAPITULO III: DE LOCARNO A MUNICH
Francia invade Renania - El tratado de Locarno- Alemania, admitida en la Sociedad de Naciones - El Pacto Briand-Kellogg - Renania es devuelta a Alemania - La democracia alemana, asesinada en Occidente - Adolf Hitler sube al poder - Disolución de los partidos marxistas - Alemania se retira de la Sociedad de Naciones - Hitler pacta con Pilssudski - Consolidación del régimen hitleriano - Muerte de Hindenburg - la URSS ingresa en la Sociedad de Naciones - Alemania recupera el Saar - El Pacto Franco-soviético - Hitler denuncia el pacto de Locarno y remilitariza Renania . El plan de paz hitleriano - La guerra de Abisinia - Tournée diplomática inglesa - Una oferta de Hitler, rechazada . La guerra de España - Cambio de decoración en Rumania, Yugoslavia. Bélgica vuelve a la neutralidad - El Pacto Antikomintern - La cuestión colonial - El fin del artículo 231 - El “Anchsluss” - El problema checoslovaco
CAPITULO IV: LA BARRERA POLACA
El partido de la guerra - El caso de Ucrania y la “Drang nach Osten” - Las maniobras de Beck - El polvorín polaco - Cruz Gamada y estrella judía
CAPITULO V: EL SUICIDIO EUROPEO
La misión de Doumenc - Intervención diplomática de Roosevelt - Tentativa de paz de S.S. Pío XII - ¡Bromberg! - Una última proposición de Berlín - Estalla la guerra mundial - La alternativa: ¿Berlín o Moscú? - Polonia se hunde en 17 días - La URSS apuñala a Polonia por la espalda - Fin de la campaña polaca - Dos ofertas de paz - La URSS ataca a Finlandia - Democracia y Becerro de Oro - Inglaterra y Francia contra los neutrales - Los métodos de la guerra total - Frente Occidental: Decisión en cinco semanas - El Armisticio - El “Gaullismo”, Mers-el-Kébir y Dakar - La “gesta” de Dunkerque
CAPITULO VI: LA GUERRA DE ROOSEVELT
Esfuerzos para obtener la paz en Occidente - Italia entre en guerra- El “León” no se echa al agua - La “Operación Katherine” - “Una logia masónica que me olvidé de disolver...” - ‘Blitzkrieg” en los Balcanes - Los ingleses ocupan Islandia - La guerra en el mar - Montoire y la “colaboración” - Fracasos italianos en Africa del Norte - La misión de Rudolf Hess - Ocupación inglesa de Siria y el Líbano - Empieza la campaña antibolchevique - Las maniobras de un dictador democrático - Rockefeller y Roosevelt - El crimen de Pearl Harbour - Ocupación anglosoviética del Irán - Incremento de la guerra con los neutrales

SEGUNDA PARTE
CAPITULO VII: LA “VICTORIA
El General Invierno - Exitos de Rommel en Africa del Norte - La Guerra en el Oriente Medio - La Batalla del Atlántico - Ocupación Británica de Madagascar - Ayuda masiva de Occidente a la URSS - Hasta las montañas del Cáucaso – El Alamein - Desembarco aliado en Africa del Norte - Stalingrado – La guerra subversiva - El rodillo ruso - Italia se tambalea - Desembarco aliado en Sicilia - El guiñol africano - De Moscú a Teherán, vía El Cairo - El Plan Morgenthau - Intensificación de la guerra aérea contra Europa - De Monte Cassino a Leros - Empieza el repliegue general en el frente del Este – Desembarco en Normandía - Las armas de represalia - Traicionado por todos - El último ataque de la Wehrmacht – De Gaulle en Moscú. Alianza con Stalin - Los soviéticos irrumpen en Alemania - El crimen de Dresde - Muerte de Roosevelt. Truman, nuevo Presidente - Los últimos estertores de Alemania - La personalidad de Hitler - La Democracia en acción en Italia - Hiroshima, Nagasaki y capitulación japonesa
CAPITULO VIII: PURIM 1945
Las trece razones de la sinrazón - La leyenda de los seis millones de judíos exterminados - La parodia jurídica de Nuremberg - La “liberación” de Europa. Vae Victis - Traición en Asia y nuevo Mapamundi
CAPITULO IX: LA “DESCOLONIZACIÓN
Ayuda técnica y militar a la URSS. La O.N.U. - El Estado de Israel - Anticolonialismo, neocolonialismo y “tercer mundo” - Oriente Medio - Egipto - Etiopía - Sudán Anglo-Egipcio - Somalia - Libia - Mascate - India – Indochina - Birmania - Indonesia - Filipinas - Malasia y Sarawak- Afganistán – Nueva Guinea Occidental - Guayana Británica - Antillas Británicas - Chipre - Túnez- Marruecos - El discurso de Brazzaville y el Africa Negra Francesa - Madagascar - Congo Belga - El “caso” de Argelia - El abandono del Africa Británica - - El reducto sudafricano – Angola, primera etapa de la conspiración contra Portugal - El buen colonialismo - El “antirracismo”. De Budapest al “Deep South” - El asesinato de Kennedy, la cuestión racial y la mala fe de la Desinformación
CAPITULO X: EL GOBIERNO DEL MUNDO
La guerra ideológica - Guerra subversiva y espionaje soviético - Las posiciones clave del poderío mundial de Israel - ¿Qué es el comunismo?
BIBLIOGRAFÍA
CITAS

EL TESTIMONIO DE UN NAZI
If our country were defeated, I hope we should find a champion as indomitable as Mr. Hitler to restore our courage and lead us back to our place among the nations.
(Si nuestro país fuera derrotado, desearía que encontráramos un campeón tan indomable como el señor Hitler para restaurar nuestro coraje y conducirnos otra vez al lugar que nos, corresponde entre las naciones.)
Winston Churchill: Step by Step, Londres, 1937
«Those who have met Herr Hitler face to face in public business or in social terms have found a highly competent, cool, well informed functionary with an agreeable manner and a disarming smile.»
(Los que se han encontrado con Herr Hitler cara a cara en asuntos públicos o en términos sociales han podido apreciar que se trata de un político altamente competente, ponderado, bien informado, de modales agradables y una desarmante sonrisa.)
Winston Churchill: Grau Contemporaries, Londres 1935
LA OPINIÓN DE UN FASCISTA
« El genio romano, encarnado por Mussolini, el más grande de los legisladores modernos, ha enseñado a muchas naciones cómo puede resistirse el asalto del Comunismo y ha indicado la ruta que un país puede seguir cuando es valerosamente conducido.»
«Con el régimen fascista, Mussolini ha establecido un centro de orientación a partir del cual los países enzarzados en la lucha con el Comunismo deben encontrar la salvación. Mussolini ha señalado a los pueblos que sufren bajo la influencia marxista el camino para escapar a la catástrofe que les amenaza.»
Winston Churchill: Step by Step, Londres, 1937
PRÓLOGO

Este no es un libro en defensa de Alemania. Es un libro en defensa de la Verdad. Tampoco es un libro antisemita — sea lo que fuere lo que se intentare evocar con esa palabra equívoca — es una denuncia, ya formulada antes por otras personas fuera de España — muy pocas y muy parcialmente en España — contra ciertos individuos y ciertas Fuerzas. Si la abrumadora mayoría de los individuos sirviendo a tales Fuerzas resultan pertenecer a un grupo racial determinado, ello no es culpa del Autor, sino de la naturaleza de las actividades de tales individuos.
El Autor tiene plena conciencia de que muchas de las aseveraciones contenidas en este libro sorprenderán al lector. Pero, como puede comprobarse en la referenciación y bibliografía de esta obra, se ha procurado siempre, buscar la prueba de parte contraria, o, al menos, el testimonio de personas absolutamente neutrales en relación a cada caso o situación planteados.
Algunas personas piensan que esta Edad de la Democracia — Liberal o Popular — es la más adecuada a la naturaleza del Hombre (o del Ciudadano, o del «Camarada»), que vive en el mejor de los mundos posibles. Una opinión bien panglossiana. Esas mismas personas gustan de pensar — ¡el confort intelectual antes que nada! — que las guerras, revoluciones y catástrofes que continuamente se producen en este Planeta feliz no son más que accidentes, sin autores que los produzcan, ni Fuerzas que los canalicen...
En este libro se sostiene una opinión contraria; una opinión basada en el principio de causalidad. Y además, basada en hechos y en citas procedentes del campo «liberal», no en teorías ni en frases entresacadas de discursos de Hitler, de Mussolini... o del noventa y cinco por ciento — como mínimo — de los celtibéricos profesionales de la pluma hasta mediados de 1943. Las conclusiones del Autor serán consideradas como contrarias al Viento de la Historia y, desde luego, como opuestas a la Coexistencia y a la Paz...¡ Como si fuera posible la Paz sin la Justicia! Por qué, ¡oh, ironía!, los feroces belicistas de 1939, los decididos a luchar — por Dantzig —hasta la última gota de la sangre de los demás son, ahora, los exégetas patentados e involuntariamente humorísticos del Marxismo Evolutivo, que interpretan un botazo de Krutschev o una “boutade” de Kossygin como un síntoma de deshielo.
No; tal vez no sea este libro una contribución a la sedicente Causa de la Paz. Pero el Autor sustenta la anticuada opinión de que hay, por lo menos, dos cosas que justificarán, siempre, una guerra y mil guerras... por lo menos mientras el Homo Sapiens tenga cerebro, corazón y sexo. Una de ellas es la Injusticia... Y la otra, la “Pax Soviética”.


El verdadero rostro de los que mandan - Alexis Carrel

Costo para la República mexicana $130 + $60 de envío
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 14 dólares
Europa 16 euros
Sudamérica 18 dólares
Envíos incluidos
Envíos a todo el mundo.
Peso 250 gr.
Pags 47
Pasta blanda

Se trata de una obra editada por un grupo de hijos de alemanes editado en Chile, que hartos de la montaña de mentiras y basura que se lanzan contra el Nacional Socialismo histórico, han tratado de exponer un resumen serio de nuestra opinión al respecto. En unos tiempos como los actuales, cuando incluso los que se llaman ?nazis? no lo son, sino que a menudo sólo son bandas urbanas de marginales, es muy importante demostrar que fue el Nacional Socialismo, no para creernos en 1933, sino para no creernos que el NS fue lo que nos dicen ahora.






Adios, Europa - Gerd Honsik

Costo para la República mexicana $230 + $60 de envío
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 27 dólares
Europa 27 euros
Sudamérica 30 dólares
Envíos incluidos
Envíos a todo el mundo.
Peso 410 gr.
Pags 264
Pasta blanda

A modo de 21 cartas, este libro nos revela el secreto del largamente planeado hundimiento del mundo occidental. Un hombre desconocido para el público está detrás de la creación de la “Europa multicultural”, Coudenhove-Kalergi, pero es bien conocido por los dirigentes democráticos, que han sido obligados a acordar convenios secretos para fomentar la inmigración masiva, constante, progresiva.
El Conde Kalergi estaba a la cabeza de la conspiración que amenaza la subsistencia de los pueblos de Europa. Ya en 1923, y ante sus hermanos masones, este oscuro personaje proclamó que Europa sería dominada por una “raza aristocrática judía”. Con tal fin, los europeos debían “ser cruzados” con negros y asiáticos como si de animales se tratara. De este “cruce”, Coudenhove-Kalergi esperaba la consecución de una clase humana inferior, fácilmente gobernable y sin carácter.
El lider sionista Dr. Nahum Goldmann, presidente del Congreso Judío Mundial (WJC) realizaba inquietantes afirmaciones ya en 1915, según las cuales la destrucción de toda la cultura y toda tradición
mediante la democracia sería supuestamente ventajosa para los intereses de los judíos. De ese modo delata a la “democracia” como una trampa para los no judíos. Resultan asombrosas las coincidencias de sus metas con las del Plan Kalergi, con los “falsos” “Protocolos de Sión” y con los planes de guerra de los Estados Unidos en la II Guerra Mundial.







Cuatro años de gobierno de Hitler / Eckehart

Costo para la República mexicana $200 + $60 de envío 
Costo para EUA, Canadá, Centroamérica y caribe 21 dólares
Europa 23 euros

Sudamérica 24 dólares
Envíos incluidos
Envíos a todo el mundo. 

pags 167
pasta blanda
peso 320 grs

En tan solo cuatro años de gobierno, Hitler sorprendió al mundo, con tantas innovaciones en el terreno de la administración y legislación, qué resulta necesario desglosar los éxitos obtenidos por el Führer. Esto es tanto más necesario por cuanto sus enemigos internacionales han seguido tergiversando la verdad sobre la Alemania Hitlerista tal como en los primeros días de su gobierno.
En el presente tomo expondremos en primera línea las medidas y acciones del Gobierno nacionalsocialista, con las cuales se consiguió en pocos meses y años la grandiosa renovación del pueblo alemán, la que puede considerase como uno de los milagros más grandes de la historia humana.
Una nación sucumbida en una guerra de cuatro años contra el mundo entero -una nación que por el Tratado de Paz más injusto debía ser la esclava de los llamados "Estados vencedores" durante docenas de años, imponiéndosele condiciones y pagos inauditos e imposibles de cumplir-; una nación que durante 14 años fue oprimida no sólo por sus enemigos exteriores, sino que fue arrastrada por sus propios gobernantes de raza extraña por toda clase de lodo moral, mientras al mismo tiempo se encarcelaba a sus mejores patriotas; esta nación se yergue moral y físicamente bajo las palabras de su Führer genial, y dentro de pocos meses y años ejecuta obras cuya realización ha sido imposible a las llamadas "naciones vencedoras" que durante 14 años han recibido miles de millones de macas de parte del pueblo oprimido.
En este libro estudiaremos las medidas del Gobierno alemán, que hicieron posible este milagro.
El mismo Hitler, al presentarse en la Convención del Partido Nacionalsocialista en Nuremberg exclama:
"Si 4 años atrás yo hubiese profetizado todo esto y todo lo demás, todo el mundo se hubiese reído de mí como de un demente. Y sin embargo todo esto se ha vuelto realidad, siendo la obra de apenas 4 años"
Tras de esta proclamación orgullosa del Führer y Canciller Adolf Hitler, estudiaremos en detalle los métodos empleados para conseguir éste desarrollo milagroso del pueblo alemán bajo la dirección nacionalsocialista.

INTRODUCCIÓN



En el libro titulado "Hitler y Alemania"(1), habíamos estudiado el origen y desarrollo del Nacionalsocialismo en Alemania que se nos presentó como la reacción del sano pueblo alemán contra sus enemigos internos y externos.
Principiamos con el Tratado de Versalles, que constituyó una violación abierta de las promesas solemnemente dadas en el armisticio.
Después conocimos la corrupción que, bajo el Gobierno marxista, se extendía en toda la Alemania.
Mientras tanto en un trabajo tesonero de 14 años, Hitler había formado su poderoso movimiento que alcanzó a triunfar en la última hora, evitando así el triunfo del comunismo, que consideraba a Alemania como presa segura. En rasgos generales expusimos el desarrollo y el programa del Movimiento Nacionalsocialista y los primeros éxitos del régimen de Hitler.
Pero desde la publicación de ese libro ya ha transcurrido un tiempo bastante largo, y en los cuatro años de su gobierno, Hitler sorprendió al mundo con tantas innovaciones en el terreno de la administración y legislación, qué será necesario dar a conocer los éxitos obtenidos por el Führer. Esto es tanto más necesario por cuanto sus enemigos internacionales han seguido tergiversando la verdad sobre la Alemania Hitlerista tal como en los primeros días de su gobierno.
* * *
Contrario al Comunismo, el Nacionalsocialismo no tiene ninguna relación con movimientos parecidos que existen en otras partes del mundo, ni piensa hacer propaganda por sus ideas en otros países, por que sabe perfectamente que las necesidades e ideales de las diferentes naciones difieren enormemente entre sí.
Estas diferencias naturales dificultan en parte la comprensión del Nacionalsocialismo alemán en el extranjero, especialmente fuera de Europa.

Una de las dificultades consiste en que el lector sudamericano difícilmente se dará cuenta de lo que ha padecido el pueblo alemán durante los últimos 18 años, antes de la revolución nacionalsocialista.
Especialmente las ideas raciales ofrecerán otra dificultad al lector sudamericano acostumbrado a la política de inmigración, que es la más conveniente para los países nuevos. Por esto no debe olvidar que Alemania es un país superpoblado que en cuestión de problemas de población tiene que adoptar medidas distintas de las que convienen a los países jóvenes.
Al estudiar el Nacionalsocialismo de Hitler no debe olvidarse nunca que en el centro del interés del Estado se halla siempre el pueblo mismo, la nación alemana, por cuyo bienestar tiene que velar el Gobierno. En forma muy clara, el eminente educacionista, el Dr. J. M. Gálvez, expresó este fundamento del Nacionalsocialismo con las palabras siguientes:
«Entre los puntos de vista de Hitler hay algunos que para nosotros son extraordinarios. Está convencido de que lo principal en un Estado son sus habitantes; no los tesoros naturales de la tierra, el dinero u otras cosas materiales...».
«Estima que el fundamento de la felicidad de un pueblo es su salud integral, y que para mantener ésta hay que velar por todos los medios posibles por la limpieza de su sangre y de su espíritu; cuidar particularmente de la educación de la juventud, encaminándola a la productividad y a la eficiencia. A este punto de vista obedece la política correspondiente: para tolerar lujos asegura primero un mínimo de bienestar a las masas del pueblo; para considerar la propiedad privada respetable, considera a cada patrón como un encargado estadual de la producción eficiente de su heredad o fábrica, dentro de normas establecidas en resguardo de la conservación de las conveniencias nacionales».
Además, el Dr. J. M. Gálvez observó en Alemania durante su visita, «la falta de explotación debido a una... solidaridad de todas las clases sociales, encauzada por el Estado; una disciplina general respetuosa, en todo momento, de las jerarquías; una benevolencia de todos para con todos; una ausencia de pretensiones pseudoaristocráticas... y, ante todo y por sobre todo, restricciones de la libertad individual que impiden, en situaciones bien calificadas que cada cual diga o haga lo que se le antoje. La actitud dominante aquí en cuanto a este último punto, es que la libertad individual debe someterse a todas las restricciones que la libertad colectiva exige de los individuos cada uno de los cuales vale aquí menos que la comunidad, menos que la nación a que integra como unidad».

(Carta publicada en "El Mercurio")
En el presente tomo expondremos en primera línea las medidas y acciones del Gobierno nacionalsocialista, con las cuales se consiguió en pocos meses y años la grandiosa renovación del pueblo alemán, la que puede considerase como uno de los milagros más grandes de la historia humana.
Una nación sucumbida en una guerra de cuatro años contra el mundo entero -una nación que por el Tratado de Paz más injusto debía ser la esclava de los llamados "Estados vencedores" durante docenas de años, imponiéndosele condiciones y pagos inauditos e imposibles de cumplir-; una nación que durante 14 años fue oprimida no sólo por sus enemigos exteriores, sino que fue arrastrada por sus propios gobernantes de raza extraña por toda clase de lodo moral, mientras al mismo tiempo se encarcelaba a sus mejores patriotas; esta nación se yergue moral y físicamente bajo las palabras de su Führer genial, y dentro de pocos meses y años ejecuta obras cuya realización ha sido imposible a las llamadas "naciones vencedoras" que durante 14 años han recibido miles de millones de macas de parte del pueblo oprimido.
Tal obra fue posible solamente porque se abandonó completamente la antigua idea del liberalismo, según la cual el mundo es gobernado por los intereses económicos y no por los ideales. Había que principiar con el levantamiento moral del pueblo, empleando los métodos que desarrolló el Partido Nacionalsocialista en los 14 años de su lucha política, transformando a cada habitante honrado en un partidario fiel y entusiasta del Führer. Sólo después de la unificación de todo el pueblo, Adolf Hitler pudo conseguir la igualdad de armamentos prometida en el Tratado de Versalles, pero negada por los aliados en contra de sus promesas solemnes Y esto se realizó en medio de un mundo de enemigos amados hasta los dientes que con mucha desconfianza vigilaban cada medida tomada por el Gobierno alemán. Pero, en vista de la unidad del pueblo alemán y de su fuerte gobierno popular, no se atrevieron a atacarlo con sus millones de soldados.
En este libro estudiaremos las medidas del Gobierno alemán, que hicieron posible este milagro y a menudo citaremos las palabras de Adolf Hitler. tomándolas en parte de sus numerosos discursos, en parte de su gran obra "Mi Lucha", que existe hoy también en traducción castellana(2). En estas citas el lector que dará sorprendido de los conocimientos profundos del Führer, lo mismo que de su alma generosa que comprende a fondo las penurias y aspiraciones del hombre sencillo del pueblo.
En forma de apéndice hemos agregado extractos los tres discursos más importantes pronunciados en el "Día del Partido Nacionalsocialista" de Nuremberg de 1936. La gran importancia de estos discursos reside en que ellos definen claramente las divergencias entre el Nacionalsocialismo y el Comunismo. Basándose en las experiencias de la Guerra Civil de España, los jefes de la Nación Alemana señalan los graves peligros que amenazan el futuro de Europa y del mundo entero.
Como ilustraciones damos las fotografías del Führer Adolf Hitler y de algunos de sus colaboradores, lo mismo que de algunas de las obras más importantes realizadas por el Reich.
Además, reproduciremos varios dibujos del diario oficial del comunismo ruso, "Pravda" de Moscú, que revelan la miserable vida del obrero en la Rusia soviética, que contrastan tanto con el paraíso obrero de Rusia, del cual habla la propaganda comunista en el extranjero.

CUATRO AÑOS DE GOBIERNO DE HITLER

La inmensa labor desarrollada en los cuatro años del Gobierno Nacionalsocialista ha sido expuesta en la proclamación de Adolf Hitler ante la Convención del Partido Nacionalsocialista en Nuremberg, en Septiembre de 1936, cuando el Führer dio cuenta de lo realizado por su Gobierno. Vamos a citar las primeras partes de este discurso como introducción a este libro, como una clase de resumen de nuestro estudio posterior.
Expuso el Führer y Canciller Adolf Hitler en su proclamación:
«En el año de 1933 la dirección del Reich se colocó en manos del Nacionalsocialismo, después de una lucha de 14 años por el alma del pueblo alemán. En la tarde del 30 de enero de 1933 di a conocer al pueblo los fines de nuestra lucha, solicitando un plazo de cuatro años para la realización de nuestro programa. Prometí dar cuenta al pueblo alemán sobre el cumplimiento o el incumplimiento de mis promesas».
«Nuestros opositores estaban convencidos de que nosotros jamás llegaríamos a presentarnos al pueblo para solicitar su juicio, pues estimaban que nuestro régimen iba a durar a lo más unas 6 a 12 semanas. Estos opositores no estimaban posible la realización del programa de 1933, que hoy día nos parece tan modesto».
«Pero, ¿qué hubiesen dicho nuestros opositores si yo les hubiese señalado en 1933 todos los puntos que el Gobierno Nacionalsocialista ha realizado desde hace apenas 4 años?».
«¿Cómo se hubiesen burlado nuestros opositores si yo les hubiese declarado el 30 de enero de 1933 que dentro de cuatro años Alemania habrá reducido el número de desocupados de 6 millones a 1 millón; que la expropiación forzosa del agricultor alemán habrá terminado; que las entradas de la agricultura alemana serán mayores que en cualquier año anterior en tiempo de paz; que el total de las entradas nacionales aumentará de 41.000 a 56.000 millones de marcos; que la clase media y los artesanos alemanes experimentarán una nueva época de bienestar; que el comercio surgirá nuevamente; que los puertos alemanes ya no serán cementerios de barcos y que en 1936 se encontrarán 640.000 toneladas en construcción en los astilleros alemanes; que innumerables fábricas no sólo duplican, sino triplican y cuadruplican el número de sus trabajadores, y que se construirá un sinnúmero de fábricas nuevas; que las fábricas de Krupp se estremecerán nuevamente bajo el zumbido de las máquinas, pero que todas estás empresas reconocerán como el más alto deber de sus esfuerzos servir a la nación y no al utilitarismo individual y sin escrúpulos; que las fábricas de automóviles, antes tan silenciosas aumentarán su producción de 45.000 automóviles en 1932 a casi 250.000; que en 4 años habrán desaparecido los déficit presupuestarios municipales y fiscales y que el Reich obtendrá tendrá un mayor rendimiento de los impuestos de cerca de 5.000 millones de marcos; que se sanearán las finanzas de los Ferrocarriles Alemanes y que sus trenes serán los más rápidos del mundo; que en el Reich se construirán caminos que en tal magnitud y belleza no se han construido desde que existe la cultura humana, y que en apenas 4 años ya se habrán construido 1.000 km. de los 7.000 km. proyectados, estando en construcción otros 4.000 km.; que se formarán poblaciones nuevas y gigantescas con centenares de miles de casas, y que en las antiguas ciudades del Reich se levantarán nuevos y magníficos edificios que cuentan entre los más grandes del mundo; que centenares de puentes gigantescos nuevos atravesarán los valles y cordilleras; que los teatros alemanes experimentarán su resurrección a igual que las obras de nuestra música alemana, y que el pueblo entero participará activamente en esta renovación espiritual y ¡todo esto sin que aparezca un solo judío en la dirección espiritual del pueblo alemán!».
«Si yo en ese entonces hubiese profetizado que en 4 años toda la prensa alemana estaría poseída de una nueva ética, sirviendo únicamente a los problemas alemanes; que para la economía sería promulgada la ley que crea un nuevo honor profesional y que, en general, el habitante alemán experimentaría una renovación de su idiosincrasia y de sus actividades; si yo les hubiese dicho en 1933 que después de estos 4 años habrá un solo pueblo alemán unido; que ya no podrá pecar contra la vida de Alemania ningún partido político, ya sea marxista, comunista, centrista, pero tampoco ningún partido burgués; que ya no habrá ligas patronales ni sindicatos de obreros destinados sola mente a combatirse mutuamente; que después de 4 años ya no existirán los estados territoriales, que en Alemania ya no habrá los 16 parlamentos territoriales y que toda la nación, empezando por el trabajador hasta el soldado, marchará tras una sola bandera y poseída de un solo ideal».
«¡Pero qué hubiesen dicho nuestros opositores, si yo les hubiese profetizado que dentro de estos 4 años Alemania se habrá liberado de la esclavitud de Versalles; que el Reich habrá implantado nuevamente el servicio militar obligatorio; que, tal como en tiempos de paz, cada alemán servirá durante dos años a la libertad de su país; que estará en construcción una flota para asegurar nuestras costas y nuestro comercio; y que una poderosa y nueva arma aérea garantizará la seguridad de nuestras ciudades fábricas y talleres; que el territorio del Rhin será colocado bajo el dominio de la nación alemana y que con ello se habrá instaurado nuevamente la soberanía del Reich sobre la totalidad de su territorio!».
«¡Qué hubiesen dicho con respecto a mi profecía de que este pueblo, entonces desunido y desgarrado, se presentará dentro de 4 años en un 99% a las urnas para declararse en un 99% a favor de la política nacionalsocialista de la reconstrucción del honor y de la libertad nacionales».
«Si 4 años atrás yo hubiese profetizado todo esto y todo lo demás, todo el mundo se hubiese reído de mí como de un demente. Y sin embargo todo esto se ha vuelto realidad, siendo la obra de apenas 4 años. ¿Quién podría reprobarnos que todos nosotros, los que hemos trabajado en la realización de esta obra, la miremos con orgullo y satisfacción?».
«Lo que en segundo término nos conmueve con una satisfacción amarga es el hecho de que desgraciadamente también las otras de nuestras profecías se han realizado: agitación, odio y. desconfianza dominan a todo el mundo. Con excepción de pocos países encontramos en casi toda la Europa las palpita clones de levantamientos y revoluciones bolcheviques».

* * *
Después de esta proclamación orgullosa del Führer y Canciller Adolf Hitler, estudiaremos en detalle métodos empleados para conseguir éste desarrollo milagroso del pueblo alemán bajo la dirección nacionalsocialista.
Cuando Hitler, a principios de 1933, tomó las riendas del Gobierno en sus manos, había dos problemas económicos de primer orden, que eran de mayor urgencia y a los cuales había que subordinar todo: se trataba de la desocupación y de la ayuda al agricultor alemán. Los dos problemas fueron acometidos inmediatamente y, con métodos enteramente nuevos, se obtuvieron los éxitos más sorprendentes.