No culpable en el juicio de Nuremberg - Carlos Whitlock Porter

Para costo del libro y envío ponerse en contacto con nosotros
Solo whatsapp (+52 lada int) 33 2271 4279
Correo vigenteladerrotamundial@gmail.com

“Desde comienzos de nuestra historia, habitualmente se han narrados «hechos» que luego los historiadores posteriores pusieron en duda y terminaron por degradar el «hecho» en sencillo «rumor».
En 1946, fue considerado un «hecho» que los nazis hubieran fabricado jabón de grasa humana (Sentencia, Proceso de Nuremberg, IMT I 252 «283»; VII 597-600 «656-659»; XIX 506 «566-567»; XXII 496 «564»).
Desde entonces este «hecho» se consideró sencillamente un «rumor» (Hilberg, Destruction of the European Jews, Destrucción de los judíos europeos), edición «revisada, definitiva», Holmes and Meier, NY, p. 966: «El origen del rumor del jabón humano queda desconocido hasta el día de hoy»).
El «rumor», de origen soviético (Prueba URSS 393), que no fue objeto de ninguna prueba médica forense, se halla en el Palacio de la Paz en La Haya, Holanda. Los funcionarios del Palacio lo muestran a ansiosos visitantes y les dicen que es auténtico, pero parecen no responder a cartas de personas que intentan examinarlo.
En 1943, el «rumor» era que los nazis estaban masacrando a los judíos en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, en cámaras al vacío, y en cámaras de gas (The Black Book: The Nazi Crime Against the Jewish People (El Libro negro: el crimen nazi contra el pueblo judío), pp. 270, 274, 280, 313, presentado como «prueba» a la Comisión de Nuremberg).
En 1946, las cámaras de gas llegaron a ser consideradas un «hecho», mientras que las masacres en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, y en cámaras al vacío quedaron considerados sencillamente «rumores» (N.B.: las masacres en «cámaras de vapor» fueron «probadas» en el proceso de Oswald Pohl, cuarto proceso de Nuremberg, NMT IV, 1119-1152).
Las «pruebas» según las cuales los nazis habían masacrado a los judíos en cámaras de gas no son mejores, en cuanto a su calidad, que las «pruebas» según las cuales los habían matado en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, o en cámaras al vacío. Nos parece legítimo cuestionar tales «pruebas».
Este libro consiste, no de una «revisión» de la historia, sino de una sencilla guía a materiales históricos que han sido olvidados. Se olvidan las 312.022 declaraciones notarizadas presentadas por la defensa durante el primer proceso de Nuremberg, pero se recuerda muy bien de las 8 o 9 declaraciones presentadas por la prosecución que las hubieran «refutado» a todas (según la prosecución) (XXI 437 «483»)).
Este libro contiene muchas referencias a la paginación. No las citamos para confundir, impresionar, o intimidar al lector, ni para probar la verdad de las alegaciones hechas, sino sencillamente para ayudar a aquellos interesados, a hallar cosas de interés. Es el lector quién debe decidir si las declaraciones de la defensa son más dignas de confianza que el jabón de grasa humana (Documento URSS-397), los calcetines de cabellos humanos (Documento URSS-511), o las hamburguesas de carne humana (Prueba 1873, proceso de Tokio) de la prosecución.
El libro de Porter nos deja, en suma, un breve repaso por el Juicio de Nuremberg y como los vencedores manipularon el proceso, presionaron y chantajearon a los testigos e inventaron acusaciones. El autor saca por fin a la luz pública las actas de la defensa, a las que se hace referencia en todo momento, escondidas desde hace 56 años en La Haya y nunca publicadas hasta la fecha.
INTRODUCCIÓN

La revisión de la historia es tan vieja como la historia misma.
Los Anales de Tácito, por ejemplo (xv 38), hacen mención de un «rumor« según el cual Nerón habría quemado Roma. El «rumor« fue repetido por otros historiadores romanos como un «hecho« (Suetonius, Nero, 38; Dio Cassius, Epistulae, lXII 16; Pliny Naturalis Historia XVII 5).
Los historiadores posteriores dudaron de este «hecho« y degradaron el «hecho« en sencillo «rumor«.
En 1946, fue considerado un «hecho« que los nazis hubieran fabricado jabón de grasa humana (Sentencia, Proceso de Nuremberg, IMT I 252 «283»; VII 597-600 «656-659»; XIX 506 «566-567»; XXII 496 «564»).
Desde entonces este «hecho« se consideró sencillamente un «rumor« (Hilberg, Destruction of the European Jews, Destrucción de los judíos europeos), edición «revisada, definitiva«, Holmes and Meier, NY, p. 966: «El origen del rumor del jabón humano queda desconocido hasta el día de hoy«).
El «rumor«, de origen soviético (Prueba URSS 393), que no fue objeto de ninguna prueba médica forense, se halla en el Palacio de la Paz en La Haya, Holanda. Los funcionarios del Palacio lo muestran a ansiosos visitantes y les dicen que es auténtico, pero parecen no responder a cartas de personas que intentan examinarlo.
En 1943, el «rumor« era que los nazis estaban masacrando a los judíos en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, en cámaras al vacío, y en cámaras de gas (The Black Book: The Nazi Crime Against the Jewish People (El Libro negro: el crimen nazi contra el pueblo judío), pp. 270, 274, 280, 313, presentado como «prueba« a la Comisión de Nuremberg).
En 1946, las cámaras de gas llegaron a ser consideradas un «hecho«, mientras que las masacres en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, y en cámaras al vacío quedaron considerados sencillamente «rumores« (N.B.: las masacres en «cámaras de vapor« fueron «probadas« en el proceso de Oswald Pohl, cuarto proceso de Nuremberg, NMT IV, 1119-1152).
Las «pruebas« según las cuales los nazis habían masacrado a los judíos en cámaras de gas no son mejores, en cuanto a su calidad, que las «pruebas« según las cuales los habían matado en cámaras de vapor, en cámaras electrificadas, o en cámaras al vacío. Nos parece legítimo cuestionar tales «pruebas«.
Este libro consiste, no de una «revisión« de la historia, sino de una sencilla guía a materiales históricos que han sido olvidados. Se olvidan las 312.022 declaraciones notarizadas presentadas por la defensa durante el primer proceso de Nuremberg, pero se recuerda muy bien de las 8 o 9 declaraciones presentadas por la prosecución que las hubieran «refutado« a todas (según la prosecución) (XXI 437 «483»)).
Este libro contiene muchas referencias a la paginación. No las citamos para confundir, impresionar, o intimidar al lector, ni para probar la verdad de las alegaciones hechas, sino sencillamente para ayudar a aquellos interesados, a hallar cosas de interés. Es el lector quién debe decidir si las declaraciones de la defensa son más dignas de confianza que el jabón de grasa humana (Documento URSS-397), los calcetines de cabellos humanos (Documento URSS-511), o las hamburguesas de carne humana (Prueba 1873, proceso de Tokio) de la prosecución.
N.B.:
IMT = International Military Tribunal
(Proceso Internacional de Nuremberg en 4 idiomas)
NMT = National Military Tribunal
(procesos norteamericanos de Nuremberg, en inglés)

Ante la falta de indicaciones al contrario, toda paginación se refiere a la IMT (edición norteamericana). y « » = paginación alemana.





No hay comentarios:

Publicar un comentario